Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más empeños y más clientes en los montes de piedad

Bancaja multiplica por cinco las renovaciones de préstamos por el precio del oro y Montemadrid gana usuarios respecto a 2019 transcurrido un mes de la reapertura

Los dos montepíos de la provincia ya notan la demanda de financiación por la crisis del coronavirus y sólo ha pasado algo más de un mes desde que abrieron tras la cuarentena. El monte de piedad de Bancaja, el más importante en clientes, ha registrado un 10% más de operaciones en mayo que en el mismo mes de 2019, al tiempo que ha visto cómo las renovaciones de préstamos se multiplicaban por cinco. Esta renegociación de los créditos ya concedidos se produce porque "el precio del oro ha subido", por lo que las piezas valen más ahora. "En lugar de recuperar sus joyas para venderlas o guardarlas al terminar de pagar el primer crédito, los clientes están pidiendo nuevos préstamos. La gente empieza a darse cuenta de que el oro es un patrimonio", explica Ana Soto, responsable de la red de montepíos de Bancaja.

Con intereses anuales de entre el 6 y el 8,5%, los montes de piedad están expandiendo su clientela desde clases medias y acomodadas a "autónomos, profesiones liberales y pequeñas empresas que tienen que hacer pagos rápidos", según cuenta Soto. La demanda de financiación en la oficina de la capital alicantina ha superado antes del verano a la de todo el año 2019: ha registrado 1.549 operaciones en los cinco primeros meses de 2020, mientras que al cierre de diciembre contabilizó 1.536.

El precio por onza de oro rebasó en 2019 el máximo histórico alcanzado en 2012 y continuó ascendiendo hasta batir un nuevo récord este año, donde ha marcado a finales de abril su valor más alto desde 1969 con 1.554,6 euros por onza troy (31,1034768 gramos).

En la oficina de Montemadrid, con una cifra de clientes algo inferior, la actividad en la desescalada es más discreta aunque la inquietud general también se deja notar en sus cuentas. Entre el 16 de marzo y el día de hoy, los clientes de su oficina son un 2% más que en el mismo periodo del año pasado, al tiempo que la cuantía de los préstamos es algo superior, un 1,65%, según información facilitada por la entidad.

En este montepío el comportamiento del usuario es distinto, ya que el hecho de que el número de préstamos haya descendido levemente, un 0,53%, sugiere que los usuarios con varios préstamos optan por saldar la deuda y retirar sus joyas. "Hay más clientes y menos operaciones porque un cliente que sale a lo mejor se lleva tres préstamos mientras que el nuevo que entra a lo mejor solo realiza uno", explica Santiago Gil, responsable de la red de Montemadrid en el país. "En cualquier caso, es muy significativo que de momento hay dinero para cancelar los préstamos y que lo más duro de la 'posible crisis' está por llegar", señala el directivo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats