Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno se da hasta 2023 para conectar Alicante con el Corredor Mediterráneo

El covid no ha retrasado las obras de la infraestructura ferroviaria, incluso ha adelantado tramos, según el comisionado del Ejecutivo - Los plazos dependen de que entre el proyecto en los Presupuestos y en el Plan de Recuperación de la UE

Josep Vicent Boira informó ayer en Alicante a los empresarios de la CEV de las obras del Corredor Mediterráneo. Héctor Fuentes

Buenas noticias sobre el Corredor Mediterráneo recibieron ayer los empresarios alicantinos, preocupados por la evolución de estas obras y por cuándo sus mercancías podrán «engancharse» a este macroproyecto ferroviario, cuyo objetivo es conectar la zona mediterránea con Europa, pero que lleva ya casi una década de trabajos. Quizá por el tiempo de espera, el presidente de la CEV en Alicante, Perfecto Palacio, calificó de «buenas noticias» las informaciones recibidas ayer de boca de Josep Vicent Boira, comisionado por el Gobierno para el Corredor Mediterráneo. Estas aludían a que está muy adelantado el proyecto del denominado «tercer hilo» entre La Encina y Alicante, que, además, «permitirá al puerto de la capital enlazar, en su momento, con el Corredor de ancho internacional», aseguró Boira. Preguntado por los plazos, el comisionado añadió que para el nudo de La Encina, que posteriormente supondría la conexión Alicante-Valencia, «hablamos del horizonte 2022-2023».

Fases que superar

Ese es el plazo que ahora está encima de la mesa de los técnicos, si bien, de cumplirse, aún falta que se den dos condiciones importantísimas para su ejecución, como advirtió el propio Boira: una es que estas obras se incluyan en los Presupuestos Generales, sobre los que todavía se desconoce si, finalmente, habrá apoyos suficientes de los grupos parlamentarios para sacarlos adelante, o se continuará con unos prorrogados. Pero la segunda exigencia a cumplir sería que, igualmente, deberían de formar parte del Plan de Recuperación de la UE. Un aspecto que parece que no encontraría obstáculos, dado que el Corredor Mediterráneo «está casi financiado en un 40% por fondos europeos. Y este elemento puede ser un factor relevante de cara a que entren en el plan europeo», subrayó Josep Vicent Boira.

La conexión del puerto

Ante el horizonte de 2022-2023 que se maneja para las dos obras de la macroinfraestructura ferroviaria que interesa a los empresarios alicantinos, Perfecto Palacio admitió que se respiraba con «cierta tranquilidad» al tener ya un horizonte. Y porque el hecho de «que el puerto de la provincia vaya a estar conectado en un futuro próximo con Europa es importante para nuestras mercancías», resaltó.

Con los plazos ofrecidos ayer, «Alicante estará conectada con Europa entre 2022-2023», insistió Palacio. Y, sin querer dejar dudas sobre la apuesta del Gobierno por el proyecto, Boira dijo que «Alicante, en un futuro próximo, tendrá una situación envidiable (con el Corredor), tanto para pasajeros como para mercancías». Por otra parte, explicó que el covid no ha paralizado las obras, porque algunas, en la zona norte del Mediterráneo, que se iban a hacer el próximo año, se harán este ejercicio al tener una menor demanda ferroviaria y porque la interrupción del tráfico que supondría tendría menos repercusión.

PALACIO: «UNA OPORTUNIDAD TAMBIÉN PARA ATRAER A MÁS TURISTAS»


La CEV estudiará las zonas más adecuadas para instalar en la provincia los puertos secos para cargar las mercancías al tren


El Corredor Mediterráneo ha sido uno de los proyectos que han acogido con la mayor esperanza los empresarios alicantinos, sobre todo por tener una vía de transporte competitiva de sus mercancías. Además de los productos de la industria manufacturera, que muchos se envían en avión o por carretera, el sector hortofrutícola,sobre todo, espera con ansiedad la finalización del Corredor y la definitiva conexión de Alicante.

No en vano, el mercado europeo es uno de los principales clientes de las frutas y verduras alicantinas, representando, además, unos volúmenes importantes de su facturación internacional.


Exportaciones hortofrutícolas

Según el último balance del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) en Alicante, la agricultura provincial exportó de enero a junio productos por valor de más de 600 millones, en distintas partidas, mientras que el calzado, que tradicionalmente es la primera industria exportadora, envió productos por 471,8 millones. Un cambio de posiciones originado por el impacto del covid-19.

Sin embargo, al margen de las mercancías, el presidente de la CEV en Alicante, Perfecto Palacio, destacó insistentemente que otra de las actividades que puede verse impulsada por la puesta en marcha del Corredor en nuestra provincia es el turismo. «Es una oportunidad también para atraer a más turistas europeos a través del tren», dijo el dirigente empresarial. Y, como ejemplo, puso lo que en unos años será una realidad: «Viajar del centro de Alicante al centro de París en ocho o nueve horas».

Por otra parte, la CEV anunció que, de cara al futuro, va a hacer un estudio sobre cuáles serían las mejores ubicaciones para instalar las zonas logísticas de intercambio o puertos secos. El criterio clave será el de las zonas de mayor volumen de exportación en cada provincia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats