Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los grandes bancos españoles resistirían una recesión pero con menos capital que la media

Bankinter es la única entidad nacional que muestra más solvencia que el conjunto analizado, mientras el Sabadell sería de los más impactados

El presidente de la EBA, José Manuel Campa. | EFE

El presidente de la EBA, José Manuel Campa. | EFE

Las entidades españolas resistirían una gran recesión aunque en el caso de los tres grandes bancos nacionales -Santander, BBVA y Sabadell- se quedarían con un nivel de capital por debajo de la media europea. Tan sólo Bankinter lograría capear el temporal en mejores condiciones y, de hecho, sería la tercera entidad del continente con mayor solvencia, si se cumpliera el peor de los escenarios contemplados por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) en los denominados test de estrés que ha realizado a los principales bancos. Unas pruebas con las que se pretende calcular la capacidad de reacción de las entidades ante un empeoramiento económico y que contempla dos escenarios, uno moderado y otro adverso. En esta ocasión, CaixaBank no ha formado parte de la prueba al encontrarse en proceso de fusión con Bankia.

Aunque las cuatro entidades españolas analizadas superan el nivel mínimo del 5,5% de capital que en el mercado se considera aceptable para superar el análisis -la EBA no da calificaciones oficiales, se limita a calcular el impacto de los escenarios en cada entidad- el resultado varía notablemente.

De esta forma, en el peor de los casos, Bankinter sería una de las entidades que menos daños sufriría en su nivel de solvencia. Parte de un 12,29% de capital y una recesión severa solo le haría consumir 104 puntos básicos, lo que significa que se quedaría en un 11,25%, por encima de la media del sector bancario europeo, que se situaría en el 10,2%, según los cálculos de la EBA.

Por su parte, Banco Santander, que tenía al cierre de 2020 una ratio de capital CET1 «fully loaded» del 11,89% perdería 258 puntos básicos, hasta quedar en el 9,32% en 2023, en el caso que llegar una crisis económica severa, que la propia autoridad bancaria considera altamente improbable. Por su parte, BBVA sufriría un impacto de 303 puntos básicos en su ratio de capital, que se situaría en el 8,69% al final del periodo.

Pero, sin duda, el peor parado es Banco Sabadell, que en este escenario ultra estresado perdería 548 puntos básicos, hasta situar su ratio de capital CET 1 en el 6,54%, lo que lo sitúa en la parte baja de la tabla. De hecho, tan sólo otras dos entidades en toda Europa quedarían en peor posición: el italiano Banca Monte dei Pachi di Siena, que quedaría con un ratio negativo del -0,10%, y el HSBC Continental Europe, que quedaría en un 5,9%. Al respecto, cabe destacar que el Sabadell se ha visto penalizado por el hecho de que en el escenario más adverso la EBA contempla que Reino Unido y España serían los dos países, junto con Perú, con una mayor caída del PIB. Justo los dos principales mercados en los que opera el banco con sede social en Alicante.

No obstante, en el escenario base, que se considera más probable, la entidad presidida por Josep Oliu sería capaz de seguir generando nuevo capital. En este sentido, también cabe recordar que el banco ha anunciado su intención de volver a repartir un dividendo del 30%, una decisión avalada por el BCE.

En su conjunto, las pruebas de la EBA arrojan como resultado que la banca europea perdería alrededor de un tercio de su capital en el caso de una grave recesión, lo que supondría unos 265.000 millones de euros.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats