Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Correos instalará 56 nuevos cajeros en sus oficinas de la provincia de Alicante

Una parte de los terminales se ubicará en poblaciones rurales que carecen de sucursal bancaria

Uno de los cajeros instalados por Correos. | E.P.

Tras la primera tanda que puso en marcha el pasado mes de marzo, Correos amplía su plan para instalar cajeros automáticos en sus oficinas, un proyecto con el que también pretende luchar contra la exclusión financiera, ya que una parte de los terminales se ubicará en poblaciones rurales que carecen de oficina bancaria. De esta forma, la sociedad estatal anunció ayer el despliegue de 1.500 nuevos cajeros, de los que 1.200 se ubicarán en diferentes oficinas de todo el territorio nacional y los 300 restantes se instalarán en localidades de entre 500 y 3.000 habitantes. En el caso de Alicante, Correos prevé la instalación de 56 nuevos terminales en toda la provincia.

Para afrontar este despliegue de cajeros, Correos, a través de una licitación, seleccionará al proveedor que se encargará de facilitar e instalar los dispositivos en las ubicaciones elegidas inicialmente por la compañía. Los cajeros se emplazarán en fachadas accesibles al público 24 horas o en los vestíbulos de acceso a las oficinas en su horario de apertura.

Esta licitación supone el arrendamiento de espacios en 1.500 oficinas de toda la red de Correos en toda España, por el cual la empresa que obtenga el contrato deberá abonar una renta fija en función de la ubicación del terminal y un porcentaje según el número de operaciones realizadas. El plazo de presentación de las ofertas finalizará el próximo 2 de octubre y está previsto que la instalación de estos cajeros empiece a ejecutarse a principios de 2022 en un proyecto que se desarrollará a lo largo de los tres próximos años.

Según se especifica en el pliego de contratación, los licitadores deberán garantizar la aportación de dispositivos capaces de ofrecer las operaciones básicas de cualquier cajero automático y la integración con las redes de entidades bancarias más extendidas en España. La duración inicial del contrato será de cinco años y se podrá ampliar hasta diez años.

Con este nuevo despliegue, se amplía significativamente el proyecto que Correos inició en el mes de marzo consistente en la instalación de 109 cajeros automáticos en oficinas de toda España. Esta iniciativa, que actualmente está a punto de completarse, se amplió posteriormente a 20 ubicaciones más, en localidades de menos de 3.000 habitantes sin oficina bancaria.

Desde la sociedad estatal, destacan que de esta forma contribuyen a luchar contra la exclusión financiera, especialmente en las zonas rurales, ofreciendo a los ciudadanos la posibilidad de disponer de efectivo en poblaciones donde no hay oficinas bancarias, pero sí puntos de atención de la empresa pública.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats