Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de mano de obra impide a la hostelería recuperar los niveles de empleo prepandemia

La contratación del sector provincial ha crecido este verano un 73%, aunque sigue un 28% por debajo de las cifras de 2019 - Los establecimientos dicen tener dificultades para encontrar a trabajadores, mientras los sindicatos critican la precariedad

Terrazas de bares y restaurantes repletas de clientes durante este pasado verano en Benidorm. | DAVID REVENGA

La falta de mano de obra ha impedido a la hostelería de la provincia de Alicante alcanzar este verano los niveles de empleo anteriores a la pandemia de coronavirus. Y es que la contratación en el sector, pese a crecer un 73% con relación al año pasado, todavía se encuentra un 28% por debajo de las cifras de 2019. Mientras los establecimientos se quejan de las dificultades que han tenido para encontrar trabajadores, los sindicatos, sin embargo, están convencidos de que esos problemas se solucionarían de un solo plumazo si por parte de los empresarios se ofrecieran unas mejores condiciones laborales.

El turismo ha funcionado este verano en la provincia de Alicante mucho mejor de lo que se preveía inicialmente, gracias sobre todo a los visitantes nacionales. Eso se ha traducido en una elevada actividad en los bares y restaurantes, donde las restricciones también se han ido suavizando, permitiendo una mayor ocupación tanto en el interior de los locales como en las terrazas.

El impulso registrado, sin embargo, no a tenido la correlación que se hubiese podido esperar en el apartado laboral. Y es que, según las cifras proporcionadas por el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), durante este último verano se formalizaron en la provincia un total de 44.707 contratos en el sector, frente a los 25.820 del año pasado, cuando los efectos de la pandemia eran mucho más evidentes. Un incremento, por tanto, del 73,1%, pero que todavía se sitúa un 28% por debajo de las cifras del verano de 2019.

¿Qué es lo que ha ocurrido? En el sector lo tienen claro. La presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Alicante (Apeha), Mar Valera, asegura que «hemos tenido muchas dificultades para encontrar trabajadores, hasta el punto de que en numerosos bares y restaurantes no se han podido cubrir las necesidades de personal derivadas de la fuerte afluencia de clientes».

Los establecimientos, destaca Valera, intentan siempre contratar a gente formada y con experiencia, «pero, en esta ocasión, a la vista de las necesidades, ese requisito no se ha exigido, y ni así hemos encontrado gente. Hay personas que no quieren trabajar pese a encontrarse en el paro, y ese es un problema que se ha puesto en evidencia durante este verano».

Los sindicatos, por contra, no comparten esta opinión, y atribuyen las dificultades para encontrar mano de obra a la precariedad en el sector. Un informe realizado por CC OO destaca que la tasa de temporalidad es del 37% y la de parcialidad, del 38%. El secretario general de este sindicato en l’Alacantí y Les Marines, Paco García, se muestra tajante a la hora de señalar que «no es cierto que la gente no quiera trabajar. Lo que tiene que hacer la patronal es cambiar de discurso y apostar por un empleo de mayor calidad».

García, en este sentido, invita a los empresarios de la provincia «a imitar a los de las Islas Baleares, que, a través de contratos de fijos-discontinuos, están ofreciendo a sus trabajadores una continuidad temporada tras temporada. Aquí, sin embargo, se sigue apostando por contratos cada vez más parciales, incluso de horas, y eso es algo que no es de recibo, teniendo en cuenta que nos encontramos en una provincia con una gran dependencia del turismo».

En parecidos términos se expresa Yaissel Sánchez, secretaria general de UGT en la misma demarcación, quien no duda a la hora de aseverar que, «si no hubiese una temporalidad tan abrumadora, los establecimientos contarían con personal más que suficiente y, además, convenientemente formado. Lo que hay que hacer es mimar a los trabajadores y ofrecerles unas condiciones dignas».

En este sentido, denuncia que hay empresarios que no están cumpliendo con el convenio colectivo, y que también hay un elevado nivel de empleo sumergido, lo que propicia una competencia desleal en el seno del sector. «Hablamos -resalta Yaissel Sánchez- de la actividad estrella en la provincia de Alicante, y es necesario que las condiciones laborales estén en consonancia».

El sexto territorio nacional con más contratos

La provincia de Alicante ha sido el sexto territorio nacional donde se han realizado más contrataciones este verano en la hostelería. La primera posición la ocupa Madrid, con 62.826 contratos, lo que supone un aumento del 114,7% con relación al año anterior. A continuación aparece Barcelona, con 54.668 contratos y un incremento del 131,3%; Baleares, con 54.228 y una subida del 138,5%; Málaga, con 49.543 y un crecimiento del 87,3%; y Cádiz, con 45.782 y un aumento del 32,8%. La sexta plaza en el ranking la ocupa Alicante, con 44.707 contratos, que representan una subida del 73,1%.

En lo que respecta a la Comunidad Valenciana, la provincia alicantina se sitúa en primera posición en número de contratos, seguida por Valencia, con 42.020, y Castellón, con 18.184. A nivel porcentual, sin embargo, el incremento es superior en Valencia, al situarse en un 77%, e inferior en Castellón, con un 65,5%.

Cabe destacar, en este sentido, que Alicante queda bastante rezagada en el baremo nacional de los aumentos porcentuales, dado que 24 territorios han registrado crecimientos superiores, con las Islas Baleares a la cabeza.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats