Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aimplas desarrolla nuevas técnicas para dar una segunda vida a envases, textiles, neumáticos o colchones

El Instituto Tecnológico del Plástico trabaja para acabar con las limitaciones que presentan estos residuos durante su proceso de reciclaje

Laboratorio del Instituto Tecnológico del Plástico

Hasta cuatro millones de toneladas de neumáticos fuera de uso se generan cada año en Europa, 300.000 toneladas solo en España, estima la Asociación Europea de Fabricantes de Neumáticos y Productos de Caucho (ETRMA). Asimismo, la mayoría de la espuma de poliuretano proveniente de automoción, colchones o derivados en Europa suele ser depositada en vertedero, al igual que otros residuos plásticos de difícil reciclado como el procedente de cables. En total, más de 6,5 millones de toneladas de plástico tienen este destino, según Plastics Europe. 

Con el fin de acabar con las limitaciones que hasta ahora han presentado estos residuos complejos durante su proceso de reciclaje, AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, está trabajando en el proyecto NEOREC, que cuenta con financiación del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y los fondos FEDER. 

AIMPLAS está desarrollando en esta iniciativa soluciones avanzadas de reciclado mecánico y químico para evitar que estos residuos complejos, como son los desechos de neumáticos, colchones o cables, se acumulen en vertederos, buscando que se aprovechen para obtener materiales y sustancias industriales. 

 

Uso de microorganismos 

Entre otros procesos de reciclado químico, se está utilizando la degradación anaerobia que consiste en aislar y seleccionar microorganismos que sean capaces de biodegradar anaeróbicamente los biopolímeros con una mayor velocidad que otros organismos convencionales, lo que permitirá establecer un proceso de reciclado más eficiente. También se trabaja en tratamientos parciales de ruptura de cadena para volver a obtener plásticos con los mismos requerimientos iniciales. En palabras de Eva Verdejo, investigadora líder de Reciclado Químico en AIMPLAS, el objetivo es “reducir el consumo de recursos, introduciendo de nuevo en la cadena de valor unos materiales de alto valor añadido, y generando productos o subproductos que pueden emplearse en el sector plástico, logrando minimizar el impacto medioambiental que supone su acumulación”. 

En este proyecto, AIMPLAS colabora con empresas fabricantes de materias primas, empresas transformadoras, gestores de residuos y recicladores para cubrir ampliamente todo el espectro que presenta el sector del plástico como Girsa, Acteco, Ube, Omar Coatings, Permarsa, Eslava plásticos y PET & Cia. 

El proyecto NEOREC cuenta con la financiación de la Conselleria d'Economia Sostenible, Sectors Productius, Comerç i Treball de la Generalitat Valenciana a través de ayudas del IVACE con la cofinanciación de los fondos FEDER de la UE, dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunidad Valenciana 2014-2020. Estas ayudas están dirigidas a centros tecnológicos de la Comunidad Valenciana para el desarrollo de proyectos de I+D de carácter no económico realizados en cooperación con empresas para el ejercicio 2021. 

 

Sobre AIMPLAS 

En AIMPLAS ayudamos a las empresas a aplicar la economía circular a su modelo de negocio para convertir los cambios legislativos que afectan a la industria del plástico en oportunidades para mejorar su eficiencia, reducir su impacto ambiental y aumentar su rentabilidad económica. Para ello, trabajamos e investigamos en ámbitos como el reciclado, los materiales y productos biodegradables, el uso de biomasa y CO2, con el objetivo de desarrollar soluciones innovadoras que ayuden a resolver los desafíos actuales en medio ambiente

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats