Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los salarios se incrementan en la provincia un 2,5% mientras la inflación se dispara un 8,7%

El aumento en Alicante es casi la mitad que el registrado en la Comunidad. Los sindicatos lamentan la pérdida de poder adquisitivo y la patronal habla de ejercicio de responsabilidad

La manifestación sindical del 1 de Mayo en Alicante reivindicó los aumentos salariales. ALEX DOMINGUEZ

El complicado contexto que se vive a nivel internacional está catapultando los precios hasta unos niveles desorbitados, poniendo en riesgo tanto a las economías familiares como a las de las propias empresas. De ahí que resulte complicado encontrar un equilibrio entre lo que deben cobrar los trabajadores y lo que pueden pagar las firmas que los tienen contratados. La realidad actual es que los salarios se han incrementado en la provincia un 2,5% mientras la inflación anda por el 8,7%, y que el aumento en Alicante es casi la mitad que el que se ha registrado de media en la Comunidad. Estos porcentajes, como cabía esperar, también han provocado reacciones discordantes, ya que mientras los sindicatos lamentan la pérdida de poder adquisitivo de los empleados, la patronal considera que las empresas están llevando a cabo un ejercicio de responsabilidad.

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Trabajo, durante los cuatro primeros meses del año se han firmado en la provincia alicantina un total de 56 convenios que afectan a 84.239 trabajadores, con una media de incremento salarial que se sitúa en el 2,57%. Este porcentaje es ligeramente superior al 2,4% nacional, pero se encuentra por debajo, sin embargo, del correspondiente al conjunto de la Comunidad Valenciana, que alcanza el 4,13%. En la provincia de Valencia, en concreto, el aumento ha sido del 6,77%, mientras que en la de Castellón se ha situado en el 2,48%.

En cualquier caso, estos incrementos contrastan, y mucho, con la inflación, que anda totalmente disparada. Las cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE) este mismo viernes ponen de manifiesto que el Índice de Precios al Consumo (IPC) registró en abril un ligero descenso del 0,4%. Aún así, el incremento en los cuatro primeros meses del año ha sido del 3,4%, un baremo que se eleva hasta el 8,7% en la comparativa anual.

De ahí que los sindicatos den la voz de alarma sobre la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores. El secretario de CC OO en l'Alacantí y Les Marines, Paco García, lamenta que se hayan roto las negociaciones con la patronal para el Acuerdo de Empleo y Negociación Colectiva (AENC), y que en estos momentos permanezcan bloqueados convenios tan importantes para la provincia de Alicante como los del comercio y la hostelería. García, además, destaca que los salarios son más bajos en territorio alicantino debido "al prácticamente monocultivo del sector servicios", de ahí que reclame a los empresarios un esfuerzo "para que los trabajadores no acaben pagando en solitario, una vez más, los platos rotos de la crisis".

En parecidos términos se expresa Yaissel Sánchez, secretaria de UGT en la misma demarcación, quien señala que "lo más importante por parte de la patronal es que no haya un rechazo a las cláusulas de revisión salarial. Los sindicatos no tenemos ninguna intención de ahogar a las empresas, lo que buscamos es un equilibrio".

Cabe reseñar, en este sentido, que CC OO y UGT han pactado los incrementos que van a reclamar en la negociación colectiva, que serán del 3,5% en 2022, del 2,5% en 2023 y del 2% en 2024, todo ello con cláusulas de revisión.

Desde la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), por su parte, destacan que los incrementos salariales en la provincia de Alicante no están lejos de la media, y que los porcentajes pactados en los convenios "son un ejemplo de responsabilidad tanto de la parte empresarial como de la sindical, que atendiendo a la incertidumbre económica actual derivada de la crisis sanitaria y de la invasión de Ucrania, apuestan por incrementos moderados según la situación en la que se encuentra el sector o empresa en cuestión".

Solo bajan los precios de la energía, el transporte y la sanidad

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de la provincia de Alicante descendió en abril un 0,4% en relación al mes anterior, debido a las bajadas registradas en la energía, cifrada en el 10,7%, el transporte, en el 4,9%, y la sanidad, en el 0,2%. Todo lo demás continuó al alza, incluyendo los productos más básicos de la cesta de la compra. De hecho, los alimentos y las bebidas no alcohólicas repuntaron un 3,5%, mientras que las bebidas alcohólicas y el tabaco lo hicieron en un 0,3%. Con todo, el principal incremento corresponde a la ropa y el calzado, que se situó en el 12,2%, seguido por los muebles, en un 1,7%, y los restaurantes y hoteles, en un 1,4%.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats