Chocolates Valor ha logrado mantener una facturación similar a la del pasado ejercicio, con unos ingresos que han rozado los 127 millones de euros y una producción próxima a las 21.500 toneladas. Las exportaciones, que han crecido un 20%, han sido vitales para lograr estos resultados en un entorno complicado marcado por el aumento de costes y las tensiones en la cadena de suministros. Países extracomunitarios como EE UU, Canadá o Chile han tirado con fuerza de las ventas.

El balance de la compañía, con sede en la Vila Joiosa, corresponde al periodo comprendido entre julio de 2021 y junio de 2022, un ejercicio en el que la firma alicantina ha mantenido una estrategia que le ha permitido consolidar un año más su posicionamiento como la segunda marca fabricante en los lineales de chocolate y como la que abandera las categorías estratégicas de su negocio, como son la de tabletas con altos porcentajes de cacao, tabletas sin azúcar, tabletas con frutos secos, y el chocolate a la taza, entre otras.

Unos buenos resultados que se extienden también a sus marcas de snacks Huesitos y Tokke, que logran ya el 15% de cuota del mercado de snacks de chocolate, con la venta de más de 4.000 toneladas de producto. Estos crecimientos permiten a la marca Huesitos mantenerse como una de las más consumidas del mercado.

De hecho, y según explican desde la empresa, algunos de los principales hitos que han logrado consolidar el posicionamiento de Chocolates Valor y de sus marcas este año han sido la nueva imagen estrenada por la gama de tabletas de la firma, además de su continua apuesta por ofrecer un cacao de calidad premium y el refuerzo de la gama de tabletas tradicionales y sin azúcares de la firma. Otro de sus hitos ha sido la entrada de la marca Huesitos en una nueva categoría, que ha logrado una gran aceptación entre los consumidores, como son las nuevas tabletas Huesitos.

Al mismo tiempo, la marca chocolatera ha continuado proyectando su crecimiento internacional, con un incremento en ventas total de casi el 20%. Presente en más de 60 países, los productos han crecido especialmente en mercados fuera de la UE, como Chile, Canadá, y EE.UU.

Por otra parte, la cadena de chocolaterías del Grupo Valor continúa reforzándose con la apertura de un nuevo local en Alcalá de Henares durante el pasado ejercicio. De esta manera, la red de franquicias especializadas en chocolate número uno en España sumó un total de 38 establecimientos.

Unos datos positivos, subrayan las mismas fuentes, en un año especialmente complicado para las empresas del sector alimentario, muy castigadas por una inflación que ha afectado a los costes de las materias primas, logísticos y energéticos. Esto se ha materializado en una contención en los beneficios de la compañía, situados en 7,3 millones de euros, motivada principalmente por su decisión de absorber una gran parte del incremento de los costes y no repercutirlos a sus clientes y consumidores.

Pedro López, presidente ejecutivo de Chocolates Valor, destaca que “ha sido un año importante, en el que hemos vivido acontecimientos muy relevantes a nivel mundial, que han desembocado en cambios en el comportamiento de la sociedad, en fuertes incrementos de costes y tensiones en la cadena de suministro".

Por otro lado, añade, la firma sigue trabajando en la integración de Imperial en su estructura, "con el objetivo de reforzar nuestro posicionamiento internacional, que llevamos en el ADN desde la fundación de la compañía allá por 1881". Un ejercicio en el que, además, subraya, “hemos logrado mantener nuestra fortaleza y posición de liderazgo, pese a las complicaciones del entorno”.