Resultados empresariales

Inditex crecerá a doble dígito en el primer semestre y apunta a nuevo récord de beneficios a finales de año

El 13 de septiembre presenta los resultado del segundo trimestre y los analistas prevén que en los seis primeros meses los ingresos aumenten un 12% y las ganancias, un 35%

Centro tecnológico de Inditex en Arteixo.

Centro tecnológico de Inditex en Arteixo. / INDITEX

Manolo Rodríguez

En menos de un mes, el próximo 13 de septiembre, Inditex presentará los resultados de su segundo trimestre fiscal y, por lo tanto, del primer semestre, que va de del 1 de febrero al 31 de julio. En los primeros seis meses del pasado ejercicio, obtuvo un beneficio neto de 1.794 millones, lo que supuso un incremento del 41% respecto al mismo periodo del año anterior. Las ventas alcanzaron los 14.845 millones, un 24,5% más. Las previsiones que manejan los expertos para la primera mitad del ejercicio de la multinacional gallega prevén que se superen estas cifras y que el crecimiento sea a doble dígito. Este buen comportamiento apunta a que a finales de su año fiscal (31 de enero) volverá a conseguir un nuevo récord histórico en ingresos y ganancias como ya lo hizo en 2022, cuando los primeros escalaron hasta los 32.569 millones y los segundos, hasta los 4.130.

La última en hacer pública su previsión sobre los resultados que va a presentar la firma coruñesa el 13 de septiembre es la compañía de inversión Jefferies. Sitúa los ingresos en el segundo trimestre en 8.994 millones, un 11% más que un año antes, y los beneficios en 2.424, también un 11% más. “El grupo sigue disfrutando de amplias ganancias de cuota de mercado, tanto a nivel global como en EEUU, y la combinación de una fuerte reducción de los costes de los fletes aéreos, unas ventas a precio completo y una posición infraponderada en dólares de EEUU en comparación con el resto de la industria respaldan la obtención de un margen bruto resistente”, asegura la empresa neoyorquina en su informe.

Si se toman como válidas sus previsiones (si fallan suelen ser a la baja), la textil gallega cerrará su primer semestre fiscal con una facturación de 16.605 millones, un 12% más, y un beneficio de 2.424, un 35% más. Los analistas de Jefferies consideran que la cadena de suministro “única” que tiene la dueña de Zara le faculta para “vender moda de forma más precisa que sus rivales, algo que le ha permitido capear el COVID-19 con menores descuentos que el resto”. Además, creen que debería tener oportunidades de crecimiento en cuota de mercado. “En un mundo de incertidumbre, Inditex ofrece sólidas ganancias en sus acciones, y la previsión de una caja neta de 11.600 millones en 2024 debería apoyar otro periodo excepcional de dividendos”, apuntan.

En el segundo semestre del pasado año (la mejor época de ventas, ya que incluye la campaña navideña), la multinacional logró 17.724 millones de ingresos y 2.336 de beneficios. Si en la segunda parte de su actual ejercicio fiscal replica estas cifras (lo normal es que las supere) y se suman a las previstas en el primer semestre por Jefferies, logrará rebasar a finales del ejercicio los 34.000 millones de facturación, algo que nunca antes había conseguido. Serían 1.800 más que el año anterior. Y en cuanto a las ganancias alcanzaría los 4.700, una cifra que tampoco nunca había logrado. Son 600 más que el ejercicio pasado.

La firma de análisis Jefferies también eleva en su último informe el precio de la acción de la compañía fundada por Amancio Ortega hasta los 40 euros desde los 38 anteriores. Supone otorgar un potencial alcista del 17% frente al cierre de ayer (33,9 euros). “Sigue siendo un favorito clave en nuestra vertical de consumo discrecional”, reconocen sus analistas, que recomiendan comprar los títulos de la textil coruñesa. De alcanzarse los 40 euros, el valor de mercado del gigante gallego superaría los 124.000 millones.

Las acciones de la empresa se han revalorizado un 39% en lo que va de año y su capitalización bursátil casi roza los 106.000 millones. Es la única del Ibex que está por encima de los 100.000. Su máximo lo alcanzó el 30 de junio con 35,46 euros.

La previsión de Jefferies es que la acción de Inditex repita el mismo patrón de anteriores ocasiones cuando se acerca la presentación de resultados: una elevada subida jornadas antes, una fuerte alza tras conocerse lo que ha ganado y, después, un período de consolidación debido a la recogida de beneficios.

Otra de las firmas que también acaba de elevar el precio objetivo de las acciones de la compañía presidida por Marta Ortega es la multinacional financiera estadounidense Morgan Stanley. En este caso hasta los 37 euros, frente a los 34 anteriores.

Y hace un mes, Citi aumentó el precio objetivo de los títulos de la textil gallega hasta los 38 euros, desde los 35 y, al igual que el resto de analistas, reiteró su consejo de comprar. “Inditex sigue siendo nuestra mejor opción en el sector minorista discrecional europeo, gracias al fuerte impulso de las ventas y a una economía líder en el sector”, afirma la mayor empresa de servicios financieros del mundo con sede en Nueva York.

Inditex mantiene, en general, la confianza de los analistas: la media de las casas de análisis que cubren al valor otorga a sus acciones un consejo de comprar y un precio objetivo de 36,26 euros, un 6,5% por encima de su cotización actual.