Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Impuestos a golpe de click

las administraciones aprovechan las nuevas tecnologías, como bizum o las videoconferencias, para facilitar el pago de tributos

Suma ya permite pagar por Bizum en su web, lo que evita poner el engorroso número de la tarjeta de crédito. | Pilar Cortés

Suma ya permite pagar por Bizum en su web, lo que evita poner el engorroso número de la tarjeta de crédito. | Pilar Cortés

Por mucho que la mayoría reconozca que son necesarios para el sostenimiento del Estado del bienestar o financiar las infraestructuras, lo cierto es que pagar impuestos nunca resulta agradable y menos aún si, además, el procedimiento es complicado. Por eso, las administraciones públicas se empeñan en que pasar por caja resulte cada vez más sencillo y están dispuestas a utilizar todas las posibilidades que la tecnología pone a su alcance para evitar que ningún contribuyente sienta la tentación de dejar de lado sus obligaciones tributarias, por tener que hacer cola en una sucursal o le resulte demasiado complicado hacer una transferencia.

En pleno siglo XXI, y cuando todo el mundo lleva un teléfono inteligente en el bolsillo, eso incluye, por ejemplo, el poder pagar por Bizum el recibo del IBI o de la tasa de recogida de basura. «Es un método de pago muy cómodo y que la gente ha incorporado a su rutina, y nosotros tenemos que adaptarnos a lo que demanda la ciudadanía», explica la coordinadora jefe de Campañas Voluntarias de Suma, Catherine Papí.

El organismo dependiente de la Diputación es el responsable de recaudar todos los tributos municipales de la provincia, excepto los de Alicante y Xàbia, lo que significa que cada año pone al cobro más de 2.250.000 recibos en el periodo de pago voluntario. Al tratarse de recibos periódicos, más del 65% de los contribuyentes opta por la domiciliación, pero aún así hay más de 700.000 recibos que se pagan por otros métodos y es ahí donde Suma tiene claro que, cuanto más sencillo y más opciones existan, menos tributos se quedarán sin abonar.

Con las restricciones cada vez mayores que aplican las entidades financieras para el pago en las sucursales, Papí señala que en los últimos años ha crecido notablemente el pago con tarjeta -ya sea través de la web o en las propias oficinas de Suma- hasta representar el 8,3% del total de transacciones. Y lo mismo ocurre con la banca electrónica.

Fue este verano cuando decidieron incorporar también Bizum y, sin haberlo publicitado de ninguna manera, en esta campaña ya han recibido cerca de 14.000 pagos a través de este mecanismo, por un importe superior a los 2,6 millones. «Es más sencillo, porque el número de teléfono lo recuerda todo el mundo, no es como la tarjeta», señala la responsable del organismo tributario.

No es la única novedad que han incorporado. Suma también acaba de cerrar un acuerdo con Correos para que los recibos se puedan abonar mediante giro postal. En este caso, el objetivo es aprovechar la extensa red de oficinas que el ente postal todavía conserva en muchos municipios donde ya no quedan sucursales bancarias. Además, también se pretende que los carteros rurales puedan tramitar estos pagos, gracias a las PDA que llevan. Por eso, la sorpresa ha llegado cuando algunos de los primeros giros que han recibido en Suma llegaban de la ciudad de Alicante.

En cualquier caso, está claro que resulta una opción interesante, ya que la Agencia Tributaria Valenciana acaba de suscribir el mismo convenio con Correos para que también puedan tramitarse de la misma forma los impuestos autonómicos. En este caso, al tratarse de tributos que no suelen ser periódicos -como el de Transmisiones Patrimoniales- las domiciliaciones son más bajas y, por ejemplo, los pagos con tarjeta ya alcanzan el 30%, según los datos remitidos por su directora, Sonia Díaz.

El organismo dependiente de la Generalitat ha centrado sus esfuerzos en conseguir que todos los impuestos que gestiona puedan tramitarse telemáticamente y evitar desplazamientos y molestias. Un objetivo que habrá completado cuando en diciembre se pueda presentar de esta forma el Impuesto de Sucesiones. En paralelo, trabajan para que los programas de ayuda a la confección de los formularios sean cada vez más sencillos. De cara a los próximos años, estudian la posibilidad de incorporar nuevos métodos de pago, como Bizum, o, por ejemplo, el uso de la videollamada para identificar al contribuyente. Una práctica que, por ejemplo, ya utiliza la Agencia Tributaria Estatal, que el año pasado ya tramitó así las declaraciones de los contribuyentes que utilizaron el plan Le Llamamos, de asistencia telefónica, y que no tenían el Cl@ve PIN.

También en este último organismo barajan la incorporación de nuevas formas de pago, aunque en su caso el próximo paso será la actualización de la App. El objetivo es que, además de presentar la declaración, también se puedan gestionar a través de ella los pagos e, incluso, las solicitudes de aplazamiento o la consulta sobre la evolución de la deuda. Y todo, «en unos clicks», según apuntan desde la Aeat.

Para continuar leyendo, hazte suscriptor.

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 963 030 967.

Compartir el artículo

stats