Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRÓNICA

Otro regalo, otra derrota para el Elche (1-0)

Un fallo garrafal de Enzo Roco en el minuto 80 permite el gol de Oyarzabal y la victoria de la Real - Es el segundo consecutivo del chileno y el cuarto del Elche en la presente temporada - Los franjiverdes no merecen el duro castigo

38

Las mejores imágenes del Real Sociedad - Elche CF EFE

El Elche está empeñado en hacer regalos en este inicio de temporada y en echar por tierra buena parte del trabajo que realiza a lo largo de los 90 minutos. Ayer, cuando los franjiverdes tenían muy cerca poder puntuar en el Reale Arena de San Sebastián, frente a la Real Sociedad, un fallo garrafal de Enzo Roco, en el minuto 80, permitió el gol de Oyarzabal y la victoria del conjunto donostiarra.

Es el segundo error del chileno en apenas una semana. Si el pasado miércoles en Villarreal, con empate a uno en el marcador, perdió un balón en el que tenía clara ventaja y originó el gol del submarino amarillo que abría el camino del triunfo de los castellonenses; ayer en tierras guipuzcoanas fue todavía más grave. Una pelota que pudo despejar con comodidad de cabeza, dudó, la dejó pasar y allí estaba el internacional Oyarzabal para no desaprovechar el regalo y dar la victoria al cuadro de Imanol Alguacil.

El Elche acumula ya cuatro fallos individuales en la presente temporada, que le han privado de sumar cuatro o cinco puntos más, que lo hubieran situado en una posición privilegiada de la clasificación. En el Wanda Metropolitano, frente al Atlético de Madrid, con 0-0, fue Kiko Casilla. Hace tres jornadas, en el Martínez Valero, contra el Levante, con 1-0, fue Gonzalo Verdú y el pasado miércoles en Villarreal, con 1-1, y ayer en San Sebastián, con 0-0, Enzo Roco.

Un error lo puede cometer cualquiera, pero los que está protagonizando el conjunto ilicitano son de bulto y en Primera División se castigan con dureza.

Pero lo que más duele es perder de esa forma un partido que los franjiverdes se trabajaron a base de pico y pala. El conjunto de Fran Escribá reaccionó tras el varapalo de Villarreal, recuperó la esencia de su juego y sus señas de identidad de orden y equilibrio en defensa. Incluso, dispuso de tantas o más ocasiones de gol que la Real Sociedad. Un poste de Benedetto, un larguero de Piatti, un disparo rozando el poste de Lucas Pérez y otro lanzamiento lejano de Piatti que a punto estuvo de sorprender a Ramiro.

Los ilicitanos solo pasaron apuros reales en los primeros 15 de minutos de cada periodo y merecieron el premio de, al menos, un empate.

Piatti y cambio de sistema

Escribá quiso sorprender a la Real con la alineación inicial y el cambio de sistema. Por primera vez en la temporada apostó de salida con una defensa de cuatro en lugar de tres centrales y dos carrileros.

Enzo Roco y Diego González actuaron como únicos centrales y Helibelton Palacios y Mojica en los laterales. Verdú, que volvía tras cumplir sanción, se quedó en el banquillo, al igual que Barragán que fue titular el miércoles en Villarreal.

La sorpresa fue la titularidad de Piatti. El argentino no había jugado ningún minuto en la presente temporada y ayer cumplió bien, incluso tuvo dos buenas ocasiones en sendos disparos lejanos. Comenzó como mediapunta por detrás de los dos delantero (Lucas Pérez y Benedetto), pero al cuarto de hora de partido se situó en la banda derecha. Omar Mascarell y Raúl Guti ejercieron de doble pivote y Fidel actuó más pegado banda izquierda. Su posición más natural.

La Real comenzó dominando y tuvo una auténtica autopista por su banda izquierda. Guti, al estar Piatti en la mediapunta, se encontraba desbordado para tapar las subidas de Aihen. Escribá se dio cuenta y pasó al argentino a la banda y, entonces, el maño ayudó más a la hora de ayudar en el centro. Eso mejoró el juego del Elche.

Los donostiarras, a pesar de llevar el control, apenas crearon peligro sobre la portería de Kiko Casilla durante los primeros 45 minutos. Las mejores ocasiones del primer tiempo fueron ilicitanas. En el 21, una gran jugada combinativa de los franjiverdes provocó la internada de Mojica por la banda izquierda, el centro del colombiano se paseo por el área y Benedetto, en el segundo palo, estrelló el balón en la cepa del poste. En el 30, tras un robo de balón en el centro del campo, Lucas Pérez remató rozando el poste. Y en el 39, Piatti probó fortuna desde lejos, la pelota le boto delante a Remiro y puso en aprietos al meta de conjunto guipuzcoano.

El Elche realizó un buen primer tiempo, con sus señas de identidad: orden y equilibrio defensivo, presión alta y robos de balón para intentar sorprender a la contra.

Al descanso se llegó con empate a cero en el marcador, con la Real llevando el control, pero con los franjiverdes metiendo mucho miedo cada vez que llegaba al área.

Salida en tromba

En el inicio de la segunda parte, los donostiarras salieron en tromba y apretando mucho. El equipo de Imanol Alguacil acorraló y metió al conjunto ilicitano en su área. Lobete tuvo un remate de cabeza, quitándole el balón a Oyarzabal cuando estaba solo. La jugada, en caso de haber terminado en gol, hubiera sido anulada por fuera de juego. Merino, también de cabeza, mandó la pelota alta. Un error de Mojica, que despejó hacia su portería, estuvo a punto de aprovecharlo, hasta en dos ocasiones Oyarzabal. Primero lo evitó Kiko Casilla y, luego Roco, en línea de gol. Lobete volvió a tener hasta dos oportunidades. Todo ello en apenas 13 minutos de la reanudación.

Tras esos momentos de mucho agobio, el Elche supo enfriar el juego y volvió a sentirse más cómodo en el campo, a base del orden que había mostrado durante el primer tiempo. Incluso, Piatti estrelló un balón en el larguero, en el minuto 72.

Hasta que llegó la acción fatídica del minuto 80. Zubeldia metió una pelota en largo hacia la frontal del área y Roco dudó a la hora de despejar de cabeza, cuando estaba completamente solo, y dejó pasar el esférico. Oyarzabal no desaprovechó el regalo y, tras recortar con calidad a Kiko Casilla, marcó el único gol del encuentro que le dio la victoria a los guipuzcoanos.

A partir de ahí ya no hubo partido. El Elche lo intentó en los últimos instantes, pero se equivocó intentando elaborar jugadas desde atrás, cuando debió meter balones largos al área para tratar de aprovechar la altura de Guido Carrillo, Tete Morente y Gumbau, incluso de Pastore, que habían salido en la segunda parte.

Al final, los errores en Primera División se pagan caros. El Elche volvió a cometer uno garrafal, ya lleva cuatro en apenas siete jornadas, y terminó cosechando su segunda derrota consecutiva, que ya le pone en aprietos en la tabla clasificatoria.

FICHA TÉCNICA:

REAL SOCIEDAD: Remiro, Gorasabel, Zubeldia, Le Normand, Aihen (Cristo Romero, m. 73), Zubimendi, Turrientes (Valera, m. 83), Merino (Aritz Elustondo, m. 90), Januzaj (Portu, m. 73), Oyarzabal (Guevara, m. 83)y Lobato.

ELCHE: Kiko Casilla, Helibelton Palacios, Enzo Roco, Diego González, Mojica, Omar Mascarell, Raúl Guti (Gumbau, m. 65), Piatti (Tete Morente, m. 76), Fidel (Pastore, m. 86), Benedetto (Pere Milla, mm. 76) y Lucas Pérez (Guido Carrillo, m. 65).

GOL: 1-0 m. 80, Oyarzabal

ÁRBITRO: Cordero Vega, del colegio cántrabro. Mostro tarjetas amarillas a Kiko Casilla (m. 56), Mojica (m. 62), Omar Mascarell (m. 63) y a Portu (m. 76)

ESTADIO: Reale Arena de San Sebastián, ante 23.941espectadores.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats