Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche busca una alternativa para atraer a Ikea tras descartarse IFA

El alcalde intensifica los contactos y la multinacional rechaza la zona urbanizada de la institución ferial porque precisa 100.000 m2 adicionales

Elche busca una alternativa para atraer a Ikea tras descartarse IFA

El Ayuntamiento de Elche ha intensificado las gestiones para que Ikea abra su macrotienda, inicialmente prevista en Alicante, en suelo ilicitano. Así lo confirmaba ayer mismo el alcalde, Carlos González, en el último pleno celebrado antes del parón estival. Entre las distintas opciones de terrenos para su asentamiento se encontraba el del entorno de la Institución Ferial Alicantina (IFA), muy cerca de la vecina ciudad, justo al lado del aeropuerto, con conexión con la autovía y en un eje donde las conexiones por carretera y ferrocarril se podrían ver intensamente potenciadas. De hecho, se entregaron informes municipales en los que se incidía en la idoneidad de este enclave. No obstante, la firma sueca necesita mucho más suelo, y, finalmente, se ha descartado. Por ello, desde el equipo de gobierno ilicitano han decidido seguir adelante y plantear otra alternativa, que es lo que se está estudiando en estos momentos.

La ubicación de IFA, a priori, era de las mejores, sobre todo teniendo en cuenta las comunicaciones. No en vano, la semana pasada se dio a conocer que el Ministerio de Fomento tiene previsto invertir en este entorno 24,5 millones de euros, unas obras que empezará a licitar en principio este mes de agosto. En concreto, la iniciativa consiste en la mejora integral de los 4,75 kilómetros de la N-338 con la construcción de dos carriles en cada sentido y cuatro enlaces: uno a IFA y la Vía Parque, otro a la N-332, otro a la circunvalación (A-70) y otra a la rotonda de entrada al aeropuerto, que ya se hizo para la nueva terminal, aunque precisa una mejora.

Sin embargo, para Ikea en este enclave son precisos otros 100.000 metros cuadrados adicionales, por lo que se descarta aquí su asentamiento, todo ello a pesar del informe municipal que se le entregó el pasado mes de mayo a raíz de los contactos reactivados el pasado 14 de marzo mediante una carta del propio alcalde, Carlos González, dirigida al director de expansión de Ikea. A partir de ahí, ha habido más contactos directos entre el equipo de gobierno y la multinacional.

Este asunto, en parte, salió a relucir ayer durante la sesión plenaria, cuando, a una pregunta formulada durante la anterior sesión, la de junio, por parte del edil popular Luis Ángel Mateo, el secretario municipal, Antonio Izquierdo, daba lectura a la respuesta del tripartito: «El equipo de gobierno ha mantenido varias reuniones con responsables de la multinacional Ikea con el objetivo de ofrecer nuestra ciudad para la futura implantación de la empresa si se estima conveniente». No se aportó mucho más.

Durante la etapa en que la popular Mercedes Alonso era alcaldesa Elche también se llevaron a cabo contactos con representantes de Ikea, coincidiendo con el mandato de Sonia Castedo al frente del Ayuntamiento de Alicante, aunque en otra coyuntura. En aquel entonces, no estaba tan claro aún que Ikea empezara a descartar a Alicante, y la alcaldesa ilicitana se justificó diciendo que no quería hacer competencia desleal a su homóloga alicantina ni entrar en una guerra por ver quién se hacía con los favores de la multinacional.

El propio alcalde reconoce de momento que han mantenido nuevos contactos, aunque por ahora mantiene las cautelas sobre las necesidades de metros que tiene la empresa, y las posibles ubicaciones que se barajan, todo ello en un momento en que el municipio de El Campello también se postula para recibir con los brazos abiertos a los suecos.

Al margen de esta cuestión, el pleno de ayer también tuvo conocimiento de que la nueva ordenanza contra el ruido está en su recta final, en concreto está en trámite de información, por lo que todavía hay tiempo para introducir novedades, aunque, tal y como explicó el edil de Sanidad y Aperturas, Carlos Sánchez, ha sido un documento abierto a los vecinos, hosteleros y comerciantes, entre otros. El edil destacó que por fin se ha podido controlar el ruido o el sonido que se genera en el interior de los locales, aunque ahora el problema, común a muchos ayuntamientos, se ha trasladado a las terrazas.

Entre otros muchos asuntos, también se trajo al pleno el hecho de que bajo los viales de Elche Parque Empresarial se puedan construir aparcamientos subterráneos de uso privado, dada la falta de espacio, o incluso se destinen a sótanos para las empresas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats