Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Nos vamos a volcar para que el Misteri de otoño sea el mejor de la historia»

El presidente del Patronato, Francisco Borja, reconoce que suspender las representaciones de agosto es una decisión «difícil», pero a su vez «responsable»

Francisco Borja, presidente de la Junta Rectora del Misteri d'Elx. antonio amorós

El Misteri d'Elx, santo y seña de los ilicitanos y declarado Patrimonio de la Humanidad, no celebrará este año sus representaciones de agosto por la crisis sanitaria del coronavirus. Una suspensión cuya última vez que se produjo fue entre 1936 y 1940 por la Guerra Civil y la posterior reconstrucción de la basílica de Santa María y anteriormente en 1904 y 1905 por una pandemia del cólera.

El presidente de la junta rectora del Patronato del Misteri, Francisco Borja, asegura que ha sido una decisión dolorosa, pero que era coherente. Sin embargo, no descarta que se pueda celebrar algún acto especial, aunque tiene la mirada puesta en las representaciones extraordinarias de otoño que, al ser año par, tendrán lugar a finales de octubre y primero de noviembre y que espera que sean «las mejores de la historia», para compensar de algún modo esa orfandad que dejará este verano sin el drama asuncionista.

«En la reunión de la junta gestora analizamos la situación actual y entendimos que realizar las representaciones en un lugar cerrado como es la basílica de Santa María en agosto era complicado. Además, en la representación está el andador donde se produce la pelea entre la judería y los apóstoles y en el cadafal en la que hay contacto entre personas. No solo poníamos en peligro a los ciudadanos que acuden, también a los cantores que lo representan y a las personas que hay en la tramoya», explica Borja.

Tapices en los balcones

Tras la suspensión del Misteri , con el paso de las semanas, se han producido diversos comentarios en la ciudad y a través de las redes sociales en los que se especula que podría celebrarse algún acto especial y que se invitará a los ilicitanos a lucir tapices conmemorativos de su «Festa» en balcones y ventanas.

El presidente del Patronato señala que «lo de los tapices se está hablando. La junta rectora estamos abiertos a cualquier posibilidad. Estamos estudiando un plan A, B y C, pero el Misteri es algo entrañable y no se puede convertir en una herejía festiva. Si se puede hacer algo especial dentro del cumplimiento de las normas lo intentaremos. Hay que tener en cuenta que para poder realizar las representaciones, al igual que sucede a los equipos de fútbol para jugar, hay que entrenar. En este caso, la voz. Aunque los cantores puedan ensayar en sus casas y ejercitar las cuerdas vocales, hay cantos colectivos que hay que empezar a ensayar ya. También contamos con una Escolanía de niños y, aunque disponemos de la Casa de la Festa con unas salas fantásticas, ahora no podemos reunirnos. No sería lo correcto. El Misteri es una representación colectiva y debemos cumplir las medidas de seguridad».

A pesar de ello, Francisco Borja insiste en que «la junta rectora estamos en contacto y se intentará hacer lo que se pueda. Si salimos pronto de esta pandemia se valorará todo. Pero hay que ser realista. Estamos en un periodo de desescalada y como alternativa simbólica las televisiones pueden programar las representaciones del año pasado. Lo que no podemos es que haya una aglomeración de gente y lo que tenemos que hacer es proteger a los ciudadanos».

Año par, representación doble

El presidente del Misteri recuerda que «afortunadamente, estamos en año par y este año contamos con las representaciones extraordinarias de otoño, que se celebran entre finales de octubre y el 1 de noviembre. Si no podemos hacer nada en agosto, tenemos la ilusión de que sean las mejores representaciones de la historia del Misteri y los cantores van a hacer un esfuerzo y se van a preparar para ello. Ahora lo principal es la gente que lo está pasando mal. No hay que olvidar que han muerto más de 26.000 personas y que mucha gente ha perdido a sus familiares».

Por último, Borja manda un mensaje claro a todos los ilicitanos y amantes de una de sus principales señas de identidad: «El pueblo de Elche es muy amante de su Misteri, pero, a la vez, es muy respetuoso. No debe haber ninguna duda es que haremos todo lo que esté en nuestra mano. La suspensión es la decisión más responsable que podíamos tomar. Ahora toca esperar. Por el momento lo que tiene que haber es mucha precaución y respeto máximo a la gente que ha sufrido la enfermedad y lo está pasando mal, que se curen lo antes posible y tratar de superar esta pandemia. No podemos pensar en el jolgorio y cuando lo superemos ya lo analizaremos todo».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats