30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para impulsar el gremio

Artesanos y productores de la palma blanca crean una asociación para impulsar el gremio

Familias del sector se agrupan para relanzar una tradición que se ha visto muy perjudicada tras el parón de encargos en los últimos meses

Uno de los productores de palma blanca, durante la última campaña.

Uno de los productores de palma blanca, durante la última campaña. antonio amorós

Varias familias dedicadas al sector de la palma blanca de Elche se unen para impulsar la tradición ilicitana tras haber quedado muy debilitada por culpa de una pandemia que arrasó con prácticamente todos los encargos por Semana Santa, y que eleva a más de 1,3 millones las pérdidas del gremio, según sus cálculos. El sector pronostica, además, que la ayuda de la administración es por el momento insuficiente para aliviar el déficit al que tendrán que hacer frente.

Para contrarrestar el efecto negativo de la crisis sanitaria por coronavirus varios empresarios locales han constituido la asociación «Gremio de productores y artesanos de la palma blanca de Elche». Por el momento se han adherido diez personas que forman parte de cinco de las familias de productores más sólidas, de las pocas que han aguantado con el paso de los años. El ente ya cuenta con junta directiva aunque todavía tienen que presentar la documentación para estar registrados a los ojos del Ayuntamiento y la Generalitat.

Paqui Serrano, una de las productoras de palma blanca con más trayectoria, será la presidenta de la asociación y asegura que servirá para defender los intereses del colectivo, visibilizar la tradición y promocionar todos los ámbitos a los que repercute, así como promoverla a nivel local y fuera de la comarca «y aunque siempre hemos colaborado unos con otros esto nos ha unido y nos va a servir para futuras reivindicaciones», explica Serrano. La realidad es que los artesanos y productores están atravesando momentos de gran incertidumbre porque se quedaron sin hacer caja este año y han tenido que almacenar miles de palmas en cámaras frigoríficas, con el coste económico y de logística que supone mantener en frío estos productos durante todo el año y sin saber todavía qué cantidad podrá aprovecharse de cara al 2021, ya que entre un 30 y un 40% de todas las palmas que se almacenan de un año para otro terminan desechándose porque no resisten.

Debido a las vicisitudes que vive el sector entienden que la ayuda de 100.000 euros que ha prometido el Ayuntamiento para la palma blanca resulta insuficiente. Como mínimo barajaban que el apoyo fuera el triple para hacer frente a algunos costes como el energético para mantener estos sistemas de refrigeración, explica Serrano, ya que incluso algunos artesanos han tenido que alquilar instalaciones para guardar la inmensa cantidad de palmas como le ha ocurrido a Antonio Navarro, artesano. En su empresa familiar invirtieron 65.000 euros para afrontar esta pasada campaña de la que no han obtenido ningún beneficio y alquilaron unas neveras en Murcia para guardar más de 70.000 palmas y trabajos finalizados, aunque adelanta que hay empresarios en una situación peor porque atesoran hasta el doble de ejemplares en cámaras. Este ilicitano entiende que la ayuda municipal le cubriría aproximadamente un 3% del total de inversión que ha realizado, por lo que entiende que está muy ajustado este apoyo y ve insostenible el sector en estos momentos. Para poder salir a flote está buscando otro trabajo y espera continuar elaborando palmas por las noches para complementar.

Castigados

Desde la plataforma Volem Palmerar reconocen que este sector ha sido castigado por la crisis derivada de la pandemia y también tiene derecho a ayudas, por lo que entienden que el resto de administraciones como la Diputación provincial y la Generalitat deberían cumplir con ellos, ya que a nivel local se les instó a hacerlo. Por otro lado, afean al gobierno autonómico que en «el decreto de ayudas del covid-19 de la Generalitat Valenciana, en el apartado de viverismo y flor cortada, no se incluyera también el sector de la palma blanca», alega Susi Gómez, presidenta del colectivo.

Desde la asociación de palmereros de Elche esperan que estas dos últimas administraciones apoyen al sector local para compensar la ayuda municipal, que también la valoran como ajustada, «y ahora está la complejidad de que esas ayudas sirvan para algo real», señala Vicente Campos, presidente del ente. Tal y como aseguran los artesanos, el Ayuntamiento ha empezado a notificarles las bases para concurrir a la ayuda, aunque todavía desconocen qué importe aproximado recibirán por esta ayuda individual y cuando les llegará. Lo que tienen claro es que necesitan apoyos para que una de las identidades de la ciudad no desaparezca.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats