Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UMH, lista para recibir a los alumnos

Más de 14.000 estudiantes universitarios regresarán a partir de hoy a las clases

El vicerrector de Infraestructuras muestra un medidor de CO2 adquirido por la UMH

El nuevo curso arranca hoy en la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, una semana después de que lo hiciera en la Universidad de Alicante. Este año académico será especial porque se buscará la vuelta a la normalidad tras los contratiempos que la pandemia ha venido provocando desde principios del pasado año 2020. La apuesta para las universidades públicas valencianas es el regreso a la presencialidad, por lo que en los últimos días se han estado ultimando los detalles para que los campus que tiene repartidos la UMH de norte a sur de la provincia ofrezcan las mejores condiciones de seguridad e higiene a los más de 14.000 estudiantes que están matriculados en la institución académica.

Una de las aulas en las que había actividad de estudiantes durante la pasada semana. | ANTONIO AMORÓS

El equipo de gobierno universitario ha puesto en marcha una serie de medidas relacionadas con el objetivo de alcanzar la presencialidad total. Las aulas están preparadas para completar su aforo al 100%. Para asistir a las clases los estudiantes tendrán que reservar su asiento, utilizando para ello la aplicación digital que se creó el pasado curso 20/21. Una de las principales novedades es que esta app ha sido actualizada para que comience ofreciendo los asientos de las clases de forma intercalada. «Conforme se va llenando el aforo, se van proponiendo los lugares que están situados junto a los pasillos. Y, en último término, se accede a los que no estaban disponibles en primer momento. Con esto evitamos que en las clases que cuenten con poca asistencia los alumnos tengan que estar amontonados», explica el vicerrector de Infraestructuras, Pedro Ginés Vicente.

Limpieza de una de las salas del edificio Arenals del campus de Elche para su puesta a punto. | ANTONIO AMORÓS

El uso de la app también permite hacer el seguimiento de la trazabilidad en caso de que se dé un positivo en el campus. Si se produce este escenario, se podrá conocer el nombre de los estudiantes que se han sentado junto a la persona contagiada.

Medidores de C02

Junto a la actualización de la app, la otra gran novedad que presenta el arranque del curso en la UMH es la de la adquisición de un centenar de medidores de CO2 que permitirán determinar la calidad del aire en el interior de las aulas. «Los aparatos estarán disponibles en las consejerías de los edificios. Nos permitirán comprobar si la ventilación es correcta. En el exterior hay entre 400 y 450 partículas por millón (ppm) de CO2. Con nuestros sistemas de climatización debe ser suficiente en principio pero queremos curarnos en salud», apunta Ginés. Si se alcanzará una concentración de 900 ppm el protocolo de la Universidad ilicitana contempla que se apliquen otras medidas correctoras, como la apertura de ventanas y puertas o, en casos extremos, la reducción de aforos.

En el apartado de medidas secundarias, el vicerrector asegura que se han escalonado los horarios de entrada y salida de estudiantes, docentes y personal universitario para evitar que se produzcan aglomeraciones. Las clases durarán unos 90 minutos y se dejará una separación temporal de media hora entre unas y otras para que los alumnos salgan al exterior, donde este año sí podrán quitarse las mascarillas.

Las medidas puestas en marcha el curso pasado de limpieza exhaustiva seguirán vigentes, aunque Ginés aclara un matiz: «La limpieza seguirá siendo fundamental pero lo más importante para nosotros es la ventilación para evitar casos de contacto indirecto en las aulas».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats