Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche deja el Parque Empresarial hasta 2022 sin brigada para las zonas verdes pese a su mal estado

El Ayuntamiento admite que algunas áreas causan «sonrojo» y anuncia una partida de 250.000 euros para mantenimiento - Malas hierbas en las medianas, palmeras sin podar y contenedores sin tapa forman parte de la estampa del enclave

Algunos contenedores no tienen tapa y están desgastados por el mal uso y el paso del tiempo. | ANTONIO AMORÓS

El Parque Empresarial tendrá a partir de 2022 una brigada especial que se encargue de mantener las zonas públicas del enclave industrial y las tareas costarán 250.000 euros al año. La concejalía de Parques y Jardines ha propuesto esta partida anual para los próximos presupuestos municipales con la que esperan tener más atenciones hacia este enclave, en cuanto a conservación de zonas ajardinadas se refiere.

La estampa en algunos puntos del Parque Empresarial es la de palmeras sin podar y malas hierbas entre las aceras. | ANTONIO AMORÓS

Ya en octubre de 2020 el ejecutivo local anunciaba que se pondría en marcha esta brigada específica para el parque, sin que se haya materializado aún. El gobierno local achaca el retraso a la emergencia social derivada del coronavirus porque provocó varias modificaciones presupuestarias que impidieron destinar estos recursos a mejorar la imagen del parque.

Héctor Díez, edil del área, reconoce que el estado de algunos puntos del parque le «sonrojan» pero que actualmente el personal de parques y jardines «no se puede estirar más». Es por ello que quieren a nivel municipal aumentar los recursos para que haya una presencia prácticamente permanente de personal que se encargue de podar el arbolado, mantener jardineras y desbrozar las grandes medianas porque el aspecto hoy en día es bastante descuidado, tal y como ha podido confirmar este diario y como aseguran trabajadores y desde la propia entidad de conservación del parque, que señala que «es obvio que hace falta mantenimiento pero desde la concejalía señalan que hacen todo lo que pueden» y que de todos modos pasan regularmente partes con incidencias para ser solventados, según explica Raquel Rosique, directora de la entidad.

Desde el propio Ayuntamiento como administración competente indica que hay puntos que solventar y admite que es complejo por la gran extensión industrial.

Para poner en contexto, treinta años han pasado desde que Elche Parque Empresarial surgiese como punto estratégico y productivo en la provincia, hasta el punto de que cerca del 21% de los puestos de trabajo de la ciudad proceden de este macro espacio de 2,7 millones de metros y 700 firmas. Es tan grande que cuesta recorrerlo a pie sin perderse entre sus calles, ya que en cuanto a espacio llega a triplicar, por ejemplo, la superficie de la pedanía de Torrellano.

La gran magnitud llega a tener efectos negativos en el terreno estético, resintiéndose el cuidado de la zona empresarial. Es así que la estampa que se ve es la de múltiples parterres repletos de maleza, que crecen continuamente con las lluvias, así como algunas palmeras deslucidas con ramas secas y vencidas por el paso del tiempo.

La sensación entre quiénes pasan por allí a diario es la de cierta dejadez, aunque al mismo tiempo reconocen que ya están acostumbrados a tomarse el bocadillo del parón del trabajo entre maleza. «Yo ya opto por ir recortando ramas para sentarme porque veo que nadie lo hace», señala Luis, un operario de una fábrica.

La estampa en algunos puntos del Parque Empresarial es la de palmeras sin podar y malas hierbas entre las aceras. | ANTONIO AMORÓS

Marisa, otra trabajadora, se toma su tentempié junto a otras compañeras en la puerta de su empresa donde a tan sólo unos metros hay cajas y envases de plástico tirados.

Lo más curioso es el contraste que hay entre el mantenimiento de las parcelas privadas de algunas firmas y las zonas públicas. Mientras buena parte de empresas, como oficinas, lucen jardines cuidados al milímetro, esa armonía ese rompe al pasear por las calles de titularidad pública donde crecen plantas invasoras y hay contenedores sin tapa donde una pequeña parte de las empresa arroja «de todo», según el propio edil de Parques y Jardines.

A este respecto, Héctor Díez señala que la nueva contrata de limpieza y recogida de basura también se notará en el Parque de aquí al próximo verano porque desde el Consistorio piensan facilitar a las empresas que no tengan gestor de residuos un sistema para arrojar sus restos desde las propias parcelas para tratar de que los contenedores de la vía pública se usen correctamente, y se repondrán los que peor estado presentan.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats