El Hospital General de Elche ya ha empezado a operar con un TAC de alta tecnología, el más puntero en la Comunidad Valenciana, que permitirá estudios con baja radiación tan rápidos que podrán hacerse en treinta segundos, mientras que el estudio completo del paciente puede durar tan sólo dos minutos.

Así lo aseguraba este martes el conseller de Sanidad, Miguel Mínguez, tras visitar este nuevo sistema que supondrá "un avance extraordinario para el diagnóstico de la mayoría de las enfermedades". El cálculo del hospital es que puedan atenderse a unos 150 pacientes a la semana con este sistema, por lo que se agilizará la atención para encontrar un diagnóstico.

El titular de Sanidad apuntaba que la inversión total está próxima a un millón de euros. Ya hace unos días el departamento de salud daba todos los detalles de esta nueva tecnología que se financiará a través del Plan de Inversiones en Equipos de Alta Tecnología del Sistema Nacional de Salud (INVEAT).

La adquisición del TAC se enmarca también en el "Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia", y está financiado por la Unión Europea a través de los fondos Next Generation. El TAC que ha recibido el hospital ilicitano es de 80-160 cortes y está valorado en 577.170 euros, por lo que el resto de la inversión será para adecuar la sala.

Hace un par de semanas arrancó la instalación y montaje ya que estaba previsto que se atendieran a los primeros pacientes el pasado 20 de junio. Desde el departamento de salud estiman que en las próximas semanas estará a pleno rendimiento. Con esta adquisición el Hospital General de Elche se convierte así en el primer centro hospitalario público de la Comunidad Valenciana en recibir y poner en marcha este TAC.

De igual forma, el conseller también ha adelantado que durante este ejercicio el centro hospitalario va a contar también con dos nuevas resonancias magnéticas y dos aceleradores lineales para atender a pacientes oncológicos. Toda la inversión sumará unos siete millones de euros.

Con el sistema recién inaugurado, el hospital ilicitano cuenta con un total de tres TACs en el servicio de Radiología que prestan servicio a la población adscrita al departamento, al que se añade otro más en el Servicio de Oncología Radioterápica. La alta tecnología del equipo, que cuenta con inteligencia artificial y con un software específico, desarrolla las técnicas con mayor rapidez y precisión, utilizando menor cantidad de radiación, siendo así más seguro para el paciente.

Entre las mejoras asistenciales del nuevo TAC destacan la mayor resolución en estudios de oncología y de otras especialidades, la ampliación de estudios multimodales cerebrales, en especial la perfusión cerebral con la consiguiente mejora de la atención del Código Ictus, y la realización de pruebas de forma totalmente automática evitando variabilidad entre exploraciones. Además, este nuevo TAC viene a completar la cartera de servicios en pruebas de imagen cardiaca evitando derivaciones al Hospital General de Alicante y la necesidad de hacer hemodinámica y cateterismos a algunos pacientes.

Hace unos días el doctor Francisco Ardoy, Jefe de Servicio de Radiodiagnóstico, explicaba que se trata de un equipo "altamente evolucionado" que, estima, prestará servicio a unos 150 pacientes semanales.

Resonancias nucleares

El nuevo TAC forma parte del Plan de Inversiones en Equipos de Alta Tecnología del Sistema Nacional de Salud (INVEAT) para la Comunidad Valenciana que, con una inversión total de 81 millones, contempla la sustitución o ampliación de un total de 79 equipamientos tecnológicos de vanguardia empleados para el diagnóstico de gran número de patologías y para el tratamiento de pacientes, especialmente oncológicos. En ese sentido, a través de INVEAT, el Hospital General de Elche se beneficiará también de la adquisición de dos resonancias nucleares de 1’5 Teslas que sustituirán a las anteriores.

Ardoy explica que se trata de una gran avance en el diagnóstico "ya que, gracias a ellas, se podrá ampliar la cartera de servicios". Las nuevas resonancias permitirán abarcar todas las técnicas existentes actuales, evitando desplazamientos de los pacientes a otros centros. Además gracias a su alta tecnología serán mucho más rápidas y precisas. La inversión en ambas resonancias es de 1.089.000 en una de ellas y 1.109.000 en la otra. Está previsto contar con ellas durante el próximo año.

El plan INVEAT también dotará al hospital ilicitano de dos aceleradores lineales de última generación para el Servicio de Oncología Radioterápica que se sumarán así al acelerador actual, incrementando considerablemente la calidad asistencial de los pacientes. Uno de los aceleradores supone una inversión aproximada de 2.200.000 euros y el otro de 3.500.000 euros. En la actualidad se va a construir el búnker necesario para albergar a uno de los aceleradores y se estima que ambos funciones durante el año 2023.