Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elche

Las críticas a la inflación y las reivindicaciones para la ciudad centran la Charanga de las Fiestas de Elche

Miles de festeros de 19 comisiones enarbolan disfrazados un mensaje ecologista contra los incendios y la contaminación - Reproches al aumento de palomas y a la falta de inversiones

58

Las críticas a la inflación y las reivindicaciones para la ciudad centran la Charanga Tony Sevilla

Que el precio del combustible y del gas está por las nubes está confirmado, y si quedaba alguna duda ya se encargaron ayer los festeros ilicitanos de criticarlo con sorna disfrazados de coches de cartón. Miles de integrantes de las 19 comisiones de la ciudad recuperaron este jueves la tradicional Charanga, uno de esos momentos del año, a cargo de la Gestora de Festejos Populares, en los que uno puede expresar entre algarabía cuáles son los problemas de este mundo sin que parezca un ataque.

Las críticas a la inflación y las reivindicaciones para la ciudad centran la Charanga | NOMBRE FEQWIEOTÓGRAFO

El mensaje en el completo desfile fue muy reivindicativo, con un mensaje claramente ecologista, defensor del agricultor, alzando las manos contra las guerras y promoviendo la salud mental, teniendo en cuenta que estos dos años sin la celebración han dado para mucho, e incluso hubo un grupo que se disfrazó de los personajes mexicanos de la película animada Coco para dejar claro que las fiestas han resurgido y vuelven a brillar como antaño.

Las críticas a la inflación y las reivindicaciones para la ciudad centran la Charanga | TONY SEVILLA

Los coloridos disfraces también sirvieron para reprobar situaciones que se dan en el plano local, como la falta de inversiones en barrios como Carrús o el incordio que generan las palomas para negocios y vecinos.

Las críticas a la inflación y las reivindicaciones para la ciudad centran la Charanga | TONY SEVILLA

El recorrido lo abrieron las reinas y damas. Alba Berenguer y Julia Moreno, Reina Mayor e Infantil, saludaron a todas las familias con gran emoción desde la carroza, y al entrar en la Plaça de Baix empezaron a disfrutar del espectáculo desde la tribuna.

Las críticas a la inflación y las reivindicaciones para la ciudad centran la Charanga | TONY SEVILLA

Payasos gigantes de Lego, mucho confetti y zancudos siguieron a este cortejo de festeros entre los que también se encontraban las reinas y damas salientes, que caracterizadas de las protagonistas de Alicia en el País de las Maravillas vivieron esta charanga desde una perspectiva menos institucional y más lúdica.

Tras este primer tramo empezó el momento máximo de diversión entre las comisiones, que se han preparado en los últimos tiempos para aspirar a alguno de los tres primeros premios del concurso, más el galardón por ser el más criticón.

Vestidos de marcas de gasolineras y surtidores desde el Sector V Zona Sur quisieron reflejar el agotamiento de todos los españoles tras la subida del combustible, como si de una pesadilla que acompaña a todas horas se tratase. Y es que la inflación también se coló en otras caracterizaciones como las de la comisión Avenida de la Libertad-Algeps, que recreando un campo de girasoles, con espantapájaros incluidos, criticaron el alto coste del aceite. Por el centro pasaron también frutas, hortalizas y agricultores, de la mano de los festeros de Altabix, para recrear el mal pago que recibe la gente del campo por cultivar algo que luego llega a la mesa de todos.

En la lista de oficios también se encontraban los albañiles para reprobar las últimas obras que se están desarrollando en la ciudad «a un año de las elecciones», como resaltaron desde San Andrés. Paseo de Germanías, en esta línea, se disfrazó de egipcios para aplaudir las pericias arquitectónicas de los faraones en comparación con las obras que se hacen en la actualidad.

Entre algunas de las curiosas representaciones estaban las de los vecinos de El Raval, que enfundados de arqueólogos mostraron entre ruinas las diferentes excavaciones arqueológicas que se pueden encontrar en la ciudad.

La oposición al maltrato animal también estuvo presente, ya que por ejemplo desde Palmerales, disfrazados de leones, cebras y cazadores se opusieron a la caza furtiva. Para conseguir el efecto contrario los festeros de Altabix se vistieron de ratas y palomas para reprobar la problemática con estos animales en la ciudad.

Hay quienes incluso se vistieron de cavernícolas como los de Jardines Toscar para cuestionarse la pregunta: «¿Hemos evolucionado?». Sobre el futuro del planeta, desde Parque de València, vestidos de bomberos con mangueras, criticaron la mano negra del hombre con los incendios; le siguieron disfraces de redes y residuos marinos de Puertas Tahullas contra la contaminación marina, mientras que los festeros de Baltasar Tristany pusieron de relieve cómo la polución está acabando con las abejas, entre otras interesantes apuestas del resto de comisiones participantes, que en conjunto pusieron el broche de oro a una cita muy esperada.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats