Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a un punto negro del Palmeral

El Ayuntamiento inicia la rehabilitación de la vivienda Hort dels Pontos, tras dos décadas en manos municipales, para crear un centro de interpretación

Un operario trabajando en el Hort dels Pontos, ayer. | ANTONIO AMORÓS

La rehabilitación más esperada para acabar con uno de los puntos negros de la Ruta del Palmeral ha comenzado después de de más de dos décadas de reivindicaciones. El objetivo municipal es hacer de la casa del Hort dels Pontos la pieza más emblemática ubicada en mismo centro del Palmeral Histórico reconocido por la Unesco y por otro, frenar el deterioro y evitar la imagen de abandono que repercute de forma negativa en el conjunto del paisaje y del patrimonio ilicitano.

Operarios y una grúa trabajando en la casa del Hort de Pontos, situada en plena Ruta del Palmeral, para poder abrirla al público. | ANTONIO AMORÓS

La empresa contratada en mayo por el Ayuntamiento para cometer esta actuación, por un valor de 683.000 euros y un plazo de ejecución de un año, empezó la pasada semana la restauración de un inmueble tradicional de principios de 1900 que durante los últimos años se convirtió en refugio de toxicómanos hasta que fuera tapiado. El proyecto incluye tanto la rehabilitación de la casa de labranza, tan característica por sus troncos de palmera utilizados como vigas, como del huerto. El fin municipal es «crear un gran espacio lúdico de interpretación del Palmeral, del riego tradicional, pero también de una casa en un entorno totalmente tradicional de huerto de palmeras».

Infografía de cómo quedará la vivienda tradicional. | INFORMACIÓN

El otro propósito del equipo de gobierno es que al mismo tiempo, a través de su rehabilitación, se pueda crear un espacio en el que tanto la ciudadanía como los visitantes puedan saber cómo eran las casas típicas de los huertos de palmeras y las infraestructuras tradicionales de riegos y de espacio agrícola dentro de las cuadrículas que conforman el Hort dels Pontos.

Sin embargo, por el momento no está claro cómo se gestionará el inmueble municipal y si las asociaciones ligadas al Palmeral tendrán cabida.

Larga espera

La vivienda es propiedad municipal desde 1998 e inicialmente fue utilizada como almacén de utillajes de jardinería. Desde el 2011, la casa ha estado deshabitada, ocupada y sometida a continuos actos vandálicos, lo que aceleró su deterioro y degradación.

Desde entonces han sido varios los intentos fallidos para recuperar esta joya del Palmeral. El Ayuntamiento llegó a rehabilitar de forma parcial la porchada de la casa para que se convirtiera en escuela taller, pero la reforma fue insuficiente para recuperar el inmueble y poder reabrirlo.

Después, se esperó a la llegada de subvenciones y ha sido ahora cuando se ha conseguido con los fondos europeos Edusi, que sufragarán la mitad de la intervención.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats