Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aspe recompone su historia

El nuevo Museo Histórico abre sus puertas el domingo con piezas cedidas por el Marq y fondos municipales nunca exhibidos

Una de las vitrinas con vasijas y diversos utensilios que se podrán ver el domingo. CARLOS RODRÍGUEZ

Una amplia colección de piezas de la Edad de Bronce y del Medievo, entre ellas 43 cedidas por el Museo Arqueológico Provincial (Marq) e incluyendo una gran cantidad de material que no ha sido expuesto nunca al público. Esto es lo que podrá encontrar el visitante en el Museo Histórico de Aspe, que abrirá sus puertas el próximo domingo a las 13 horas, después de terminar las obras de mejora y ampliación iniciadas hace varios meses.

Con esta remodelación, que ayer ultimaban la directora, María Berná, técnicos y operarios, el museo pasa de disponer de 26 metros cuadrados para arqueología a tener 110, indicó Berná. El proyecto permitirá realizar un repaso de la historia del municipio desde la Prehistoria hasta nuestros días, gracias al importante fondo de piezas del que dispone.

La directora explicó que «la muestra además de mostrar los materiales arqueológicos resultantes de las excavaciones, también expone los procedentes de donaciones particulares». «Presentamos una colección muy diversa en la que se reúnen objetos cerámicos, de indumentaria tradicional y de pintura», añadió.

El alcalde de Aspe, Manuel Díez, señaló que en este nuevo espacio se mostrarán las 23 piezas que el Marq, institución dependiente de la Diputación Provincial, ha cedido. Se trata, indicó Berná, de piezas encontradas en los yacimientos aspenses del Castillo del Río, La Horna y El Tabayá, que forma parte de la colección permanente del museo provincial.

Excavaciones en el Aljau

«También podremos ver elementos de gran interés de las últimas excavaciones del Castillo del Aljau, como son objetos de adorno: hebillas, alfileres y anillos», avanzó Berná, quien añadió que, «uno de los objetivos primordiales desde la dirección ha sido ser un museo didáctico, comprensible para todos los públicos». Para ello la información se ha distribuido a través de diferentes niveles, con paneles generales que explican cada periodo de la historia de Aspe,y con información complementaria en vitrinas y material didáctico que ayude a su comprensión. A estos elementos, se suman los dibujos que recrearán las escenas en las que se contextualizan los objetos expuestos, añadió Berná.

Este nuevo proyecto museográfico ofrece la información a través de diferentes recursos y en varios idiomas: castellano, valenciano e inglés, a los que se sumará el braille, con una guía didáctica. A lo largo del año se incorporarán los audiovisuales a cada sala así como los códigos QR, a través de los que se ofrecerá información histórica más ampliada de cada una de las salas y las piezas expuestas, avanzó la directora del Museo Histórico.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats