Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CORONAVIRUS

Dos ingenieros de Elda crean un sistema para desinfectar la compra en los supermercados

El prototipo desarrollado emplea luz ultravioleta y despierta el interés de empresas de alimentación, limpieza, sanidad, mensajería y juzgados

Para ver este vídeo suscríbete a Información o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La cinta transportadora con túnel de desinfección desarrollada por dos ingenieros de Elda está suscitando un gran interés entre diversas firmas de alimentación, limpieza, mensajería e incluso en la Administración de Justicia. Funciona con luz ultravioleta del tipo C (UVC) y es el desinfectante más potente que existe actualmente en el mercado para combatir todo tipo de microorganismos patógenos como el covid-19.

En el proyecto «desinfector.es» los eldenses Francisco Javier Folgado y Carlos Picó han empleado tres meses de trabajo. Se pusieron manos a la obra tan pronto como estalló la pandemia y el prototipo ya ha pasado todas las pruebas técnicas que demuestran su eficacia para eliminar virus, bacterias y levaduras.

Todavía no ha empezado a fabricarse en serie y ya son varias las firmas interesadas en adquirir el modelo por las enormes posibilidades que ofrece para evitar los contagios de coronavirus reduciendo tiempo y esfuerzo. Por ejemplo, su uso en un supermercado evitaría a los compradores tener que limpiar en casa, con agua y lejía, los envases de los alimentos adquiridos. Otro tanto ocurre con los paquetes de mensajería y con los utensilios de limpieza. Además, como puede adoptar diferentes tamaños y potencia también puede convertirse en un valioso aliado en la lucha contra la pandemia en oficinas, centros educativos y despachos profesionales. Los juzgados, las comisarías y las clínicas son otros de los espacios públicos en los que se quiere utilizar.

El modelo se fabricará en una industria de Elda pero será una empresa madrileña la que se encargue de comercializarlo. Solo necesita contar con suministro eléctrico para encender las lámparas de gas xenón y su funcionamiento es bien simple. Basta con depositar el objeto a desinfectar en un extremo de la cinta y esperar a que salga por el otro lado del túnel. En cuestión de segundos el artículo puede recogerse con la seguridad de que está completamente libre de coronavirus. Puede emplearse con cualquier tipo de objeto pero nunca con seres vivos ya que podría ocasionar daños en los tejidos. Precisamente para evitar accidentes los ingenieros han instalado un detector que detiene la cinta ante el más mínimo movimiento.

Desconocido en Europa

El uso de la luz ultravioleta C es uno de los métodos automatizados de desinfección más eficientes frente a los patógenos. Se emplea desde el siglo pasado para destruir bacterias, hongos y virus en pocos minutos de forma ecológica por cuanto prescinde de productos tóxicos, químicos o fungibles. De hecho, fue usado para desinfectar las habitaciones de pacientes con Ébola en los hospitales de EE UU. Sin embargo en Europa se ha comenzado a extender a raíz de la aparición del coronavirus. Sin embargo Folgado y Picó conocieron los beneficios de la luz ultravioleta hace 25 años cuando crearon un robot que elaboraba cremas personalizadas. Para homologar su invento las autoridades sanitarias les obligaron a desinfectar los utensilios empleados y la compañía norteamericana para la que trabajaban les facilitó un pequeño tubo de luz ultravioleta. Un «extraño artilugio» que ahora se ha convertido en la base de su prototipo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats