El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, y el concejal de Patrimonio, Amado Navalón, han visitado las instalaciones de Amat y Maestre, la oficina técnica decana en la ciudad. Con el objeto de testimoniar su apoyo a las empresas locales en estos difíciles momentos por la pandemia, Alfaro ha querido recoger personalmente el proyecto de auditoria del equipamiento informativo existente en la ciudad. Curiosamente, el expediente número 18.000 que el servicio municipal de Patrimonio ha encargo a esta ingeniería fundada en 1966 por José María Amat Amer y José María Maestre Navarro.

Actualmente José Fernando y Víctor Amat Guarinos, la segunda generación de ingenieros, han impulsado el negocio y digitalizado la gestión con los requerimientos que los momentos actuales y las nuevas tecnologías aconsejan.

Durante los 55 años de trayectoria de esta ingeniería se han seguido tramitaciones y proyectos de todo tipo. Algunos pioneros como la incorporación de lámparas de descarga de halogenuros metálicos en estadios de fútbol como el Collao de Alcoy, el Club Deportivo Orense y el Pepico Amat de Elda.

El alcalde les ha animado a mantener el esfuerzo y la capacidad emprendedora, y ha recordado algunos de sus méritos y reconocimientos, como el conseguido en el año 1990 cuando la Cámara de Comercio Industria y Navegación de Alicante les concedió el Premio a la Gestión y Desarrollo Empresarial.