Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hércules sigue en coma

Un gol del Villarreal B en los últimos instantes condena al equipo blanquiazul, que da un paso más hacia la Tercera División. El conjunto de Mir firma un partido serio pero falla en la decisiva acción

El Hércules sigue en coma

El Hércules no es capaz de ganar ni firmando un partido decente. Un gol de Ramiro en el minuto 89 hunde más a un conjunto blanquiazul que da un pasito más hacia la Tercera División en una temporada bochornosa. Derrota inmerecida por la seriedad de todo el equipo a lo largo de los 90 minutos pero derrota al fin y al cabo que deja un profundo dolor. El conjunto de Vicente Mir suma su cuarta jornada consecutivo sin ganar en un partido en el que debutaron Perone, Vergos y Olavide. Preocupación por la lesión de De Lerma, que tuvo que retirarse en la primera parte quejándose del gemelo. El gol de la derrota llegó en los instantes finales del partido, aunque el tanto pudo llegar mucho antes si no lo evita un gran Falcón y un palo en la última acción de la primera parte. Teo Quintero fue uno de los más destacados del partido en el lateral derecho pero su actuación no tuvo premio. La derrota duele mucho por la ligera mejoría experimentada, especialmente en defensa, y porque la zona de permanencia se va a situar más lejana después de esta jornada con los partidos de hoy.

La sangría no cesa pese a los refuerzos en el mercado de invierno. Bruno Perone va a ser una pieza importante. Su envergadura le permitió sacar muchos balones y su lucha está garantizada, lo mismo que la de Vergos. El delantero acabó asfixiado tras una dura lucha con los defensas del Villarreal B. Olavide jugó en la recta final y apenas entró en juego mientras que De Lerma se mostró algo dubitativo antes de salir del campo lesionado.

El Hércules se fue al descanso con el susto en el cuerpo tras un remate al palo del Villarreal B en el tiempo de descuento. Los blanquiazules firmaron una primera parte muy correcta, sin sufrir en defensa aunque sin ocasiones en ataque. La lesión de De Lerma en su gemelo izquierdo, sustituido por Pedro Torres, fue el aspecto más noticiable de 45 minutos de gran igualdad entre ambos conjuntos en los que Falcón estuvo muy seguro en los disparos a puerta del Villarreal B.

Mal augurio daba el arranque avasallador del conjunto amarillo que no permitía al Hércules un respiro. Demasiadas dudas en los jugadores blanquiazules, aunque a partir del minuto 12 el partido entró en otra fase. Los de Mir llegaron incluso a pisar el área y Vergos se quedó solo ante el portero en una acción que fue invalidada por una dudosa falta. El Hércules fue valiente pero sin crear ocasiones pese a la pelea de Benja y del propio Vergos. Lo importante, la defensa parece haber encontrado un modelo más seguro con la presencia de Perone, que también debutó en el Hércules.

Falcón evita males mayores

La segunda parte presentó bastante más actividad. El Hércules salió con energía, concentración, intensidad, pero sin llegar a puerta, que es de lo que se trata. Solo Yeray pudo dar la sorpresa en Villarreal pero su disparó lo atrapó el portero en una gran acción. El centrocampista es un seguro en el campo por la seguridad y atrevimiento que atesora. Antes de su disparo, Jesús Alfaro pudo anotar un golazo pero su rosca acabó fuera. Lo más destacable de un Hércules serio pero que acabó encerrado atrás los últimos diez minutos firmando el empate que al final se esfumó.

El Villarreal B, con jugadores de una enorme calidad, creaba mayor peligro. Fue Collado el que estuvo más cerca de anotar pero Falcón se lo impidió en una espectacular acción. El encuentro fue igualado aunque al final fue una vez más el Hércules el damnificado. Los últimos minutos fueron para el filial amarillo. El Hércules, con una defensa de cinco, despejaba bien excepto en la jugada del gol de la derrota. Un balón que no logra alejar con contundencia Íñiguez hace que Ramiro se quede completamente solo para anotar de cabeza el gol que daba al Villarreal B los tres puntos.

El Hércules se derrumbó. La undécima derrota de la temporada y la amenaza de la Tercera División es cada vez más real. El resto de la jornada se disputa hoy y el equipo blanquiazul puede perder algún puesto más en la clasificación y alejarse más de la zona de permanencia. Alerta roja. La mejoría en el juego, sobre todo en defensa, es evidente, pero hace falta ganar de forma urgente antes de que la situación se vuelva irreversible. El Atlético Levante espera el domingo (12.00).

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats