Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una aplicación para salvar la posidonia

La Fundación Oceanogràfic desarrolla una herramienta para móviles que permite localizar con alta precisión las praderas marinas y advierte de las zonas donde está prohibido fondear

La cala Sardinera, de Xàbia, llena de barcos fondeados en una zona con posidonia. A. PADILLA

Ya no hay excusas. El navegante que meta el ancla lo hará con plena conciencia de que está cometiendo una ilegalidad y de que se expone a una buena multa. Una sencillísima aplicación de móvil permite localizar con total precisión dónde están las praderas de Posidonia oceanica de la Marina Alta. La Fundación Oceanogràfic ha cartografiado 9.600 hectáreas de fondos marinos entre Dénia y Calp. En esa superficie, hay unas 3.000 hectáreas de plantas fanerógamas endémica del Mediterráneo (la Posidonia y la Cymodocea nodosa).

Esas praderas marinas están protegidas. Son, además, un tesoro submarino de biodiversidad y «un mitigador tremendo del cambio climático», como destacó ayer el biólogo del Oceanogràfic Francisco Torner. «Esta app va a ser una herramienta fundamental para preservar unos ecosistemas que son esenciales no solo en el Mediterráneo, sino en todo el planeta», afirmó Torner, quien apeló a la colaboración de los clubes náuticos y las marinas. «Os necesitamos», dijo este biólogo, que abogó por sellar «alianzas» y hacer mucha pedagogía sobre las buenas prácticas en el mar.

La aplicación tiene que acabar con los fondeos indiscriminados que dañan la posidonia, una planta esencial y cada vez más amenazada. Avisa de las zonas en las que está prohibido echar el ancla. Que funcione en el litoral de la Marina Alta tiene todo el sentido.

Esta costa es un imán para la náutica de recreo. Hay tramos como el de la reserva marina del Cap de Sant Antoni, que comparten Dénia y Xàbia; la Sardinera y En Caló, en Xàbia, o el Portet, en Moraira, que soportan una enorme presión de fondeos. Las boyas ecológicas se quedan cortas.

La presentación de esta app, que lleva por nombre Projecte Posidònia, tuvo lugar este jueves en la escuela de vela del club náutico de Xàbia. La Fundación Oceanogràfic la ha desarrollado con la colaboración del fondo solidario Mediterranean Fund, de Banca March y la Ciutat de les Arts i les Ciències. A la presentación, asistieron el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de Xàbia, José Chulvi, el de Dénia, Vicent Grimalt, y el del Poble Nou de Benitatxell, Miguel Ángel García.

Concienciación en las escuelas

La Fundación Oceanogràfic desarrollará ahora en Dénia, Teulada Moraira y Calp el proyecto de concienciación en las escuelas que ya llevó a cabo en Xàbia y que se llama «mensaje en una botella». Los alumnos introducen papelitos (emulan los filamentos de la posidonia) sobre la preservación del medio ambiente y los mares y océanos.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, aseguró que estas iniciativas funcionan y que él lo ha comprobado directamente. Relató que una niña el reprendió en Xàbia por beber agua de una botella de plástico. Le recordó que los plásticos de un solo uso contaminan los mares.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats