Comicios el 23 de julio

¿Por qué Pedro Sánchez adelanta las elecciones generales? 4 claves

El presidente del Gobierno disuelve las Cortes, ha roto la coalición con Unidas Podemos y ha adelantado la cita con las urnas al 23 de julio

Pedro Sánchez en rueda de prensa en Moncloa.

Pedro Sánchez en rueda de prensa en Moncloa. / EP

Júlia Regué

Pedro Sánchez cortocircuita la legislatura tras verse arrollado por Albert Núñez Feijóo. Las elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo se plantearon como un ensayo de los comicios generales y se han convertido en el espectáculo final de la temporada. El presidente del Gobierno diluye las Cortes, rompe la coalición con Unidas Podemos y adelanta la cita con las urnas al 23 de julio.

España se ha teñido de azul y el jefe del Gobierno recoge el mensaje de la ciudadanía asumiendo la responsabilidad de la debacle con un anuncio sorprendente -incluso para el PP, pese a las ganas de hacerse con Moncloa- y drástico -ya que la cita con las urnas debía ser, como tarde, en diciembre-.

La decisión de Sánchez es una maniobra arriesgada, pero parte de la voluntad de tratar de retener la plaza antes de que el desastre socialista sea mayor y aprovechando el aparador internacional. Estas son las 4 claves que justifican el volantazo:

La movilización

Sánchez ha pagado el precio de la desmovilización este 28 de mayo, al igual que todo el espacio a la izquierda del PSOE. La baja participación -51,48%- ha puesto la alfombra roja a la extrema derecha y ha llevado a Podemos a la irrelevancia política, ya que no ha sobrevivido en Madrid ni en Valencia. Yolanda Díaz y el aparto político de los morados tienen dos meses para alcanzar un acuerdo, tomando como lección los estragos de la disputa interna, a cuenta del precio pagado en las urnas. De sus resultados en las generales puede depender la continuidad de Sánchez en Moncloa, así que se perfila una campaña electoral basada en blandir obra de Gobierno compartida, centrada en atacar al PP y a la caza del voto que este domingo decidió quedarse en el sofá.

Los pactos PP-Vox

Mientras Feijóo ve cómo se acelera su anhelada campaña electoral, la precampaña se inaugurará con la resaca de sus pactos con Vox. Y es que si los populares quieren afianzar el mando en Valencia, Aragón, La Rioja, Baleares y Extremadura, el líder popular deberá ponerse el corsé verde, a diferencia de Isabel Díaz Ayuso, cuya mayoría absoluta le permite gobernar sin ataduras. Los populares ya han absorbido en esta última cita electoral los restos de Cs, pero Vox está en auge y el PP no logra absorber los votantes ultras para dejar de depender de sus dirigentes.

La presidencia europea

El próximo 1 de julio España asumirá la presidencia europea y 22 días después se celebrarán las generales. Sánchez lleva meses de 'tournée' por Europa para preparar esta etapa tan relevante a nivel de imagen y poder, con la que busca afianzar su perfil como dirigente internacional. El foco que tendrá repercutirá en su postura como dirigente de Estado con mando en las instituciones compartidas, ante un Feijóo que por ahora no ha logrado despuntar en esta escena y que, si gana y llega a Moncloa, deberá liderar con las prioridades que habrá fijado un mes antes Sánchez.

Cortar las alas a Feijóo

En las generales prima el personalismo, y Sánchez, pese a la debacle, se siente más fuerte que Feijóo como dirigente nacional. Así que busca cortarle las alas para que tenga menos tiempo para preparar el asalto a Moncloa. Llegar con el recuerdo del fracaso socialista hasta noviembre o diciembre podía condicionar demasiado sus opciones, así que el presidente ataja la carrera para acortar distancias, haciendo uso del botón electoral.