Crisis migratoria

Interior empieza a devolver en avión migrantes llegados a Canarias

El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska no ha hecho comentarios sobre el número de migrantes previsto en la operación

Decenas de inmigrantes hacen cola en el centro de acogida de Las Raíces, en La Laguna (Tenerife).

Decenas de inmigrantes hacen cola en el centro de acogida de Las Raíces, en La Laguna (Tenerife). / EFE

Juan José Fernández

Con un vuelo contratado para el pasado 24 de octubre, el ministerio del Interior ha iniciado la devolución de inmigrantes subsaharianos llegados a Canarias en cayuco en la actual oleada migratoria, confirman a El Periódico de Catalunya, del grupo Prensa Ibérica, fuentes policiales.

El vuelo, que confirma el proceso que adelantó este diario, partió del aeropuerto tinerfeño de Los Rodeos en la noche del 24 con destino al aeropuerto senegalés Blaise Diagne, próximo a Dakar. En el trayecto iban a bordo algo más de 30 migrantes. Todos habían sido previamente identificados por los agentes de Extranjería y no reunían condiciones para obtener refugio en España, según las mismas fuentes.

La treintena de devueltos es, según voluntarios de oenegés que trabajan en Canarias en esta crisis migratoria, parte del contingente llegado a las costas canarias a finales de junio y comienzos de julio, antes de que arreciara la actual oleada. La crisis de arribo de migrantes ya acumula 23.537 recalados en cayuco, principalmente en El Hierro y Lanzarote. La cifra es del último informe de Interior, en recuento que abarca hasta el 15 de octubre, y que registra el principal incremento de llegadas -más de 8.000- en la primera quincena de este mes. 

La totalidad del pasaje estaba formado por varones de nacionalidad senegalesa, con acompañamiento previsto de una quincena de agentes de la Policía Nacional, uno por cada dos extranjeros según el protocolo habitual aplicado en otros traslados. No han trascendido actos de resistencia ni recursos de oposición presentados por los extranjeros devueltos, según fuentes cercanas al operativo, por lo que habrían aceptado su embarque y viaje de vuelta. 

Más vuelos

En medio de la discreción con que habitualmente rodea a estas devoluciones, el departamento que dirige el ministro Fernando Grande-Marlaska no hace comentarios sobre la operación, ni certifica el número exacto de migrantes devueltos, ni desvela sus circunstancias, ni tampoco da a conocer la compañía aérea elegida para estos viajes. Sí confirman fuentes de ese ministerio únicamente que España tiene con Senegal acuerdos para la devolución de migrantes llegados de forma irregular a territorio español. 

En ocasiones anteriores se han fletado aviones de la firma Air Nostrum, filial de Iberia. La última vez, el jueves 13 de julio en un avión que partió de Las Palmas con destino a Mauritania, país con el que también hay acuerdo de devolución de migrantes no autorizados.

Las fuentes policiales consultadas informan de que están en preparación más vuelos de devolución de subsaharianos “para las próximas semanas de este mes". Los detalles se llevan en secreto por motivos de seguridad, aunque para estas fuentes también cabe colegir una intención política tras el silencio: no estropear las delicadas relaciones entre los ministerios del Interior de España y Senegal. 

Este lunes, el ministro Marlaska viajó a Dakar para pedirle a su homólogo, Sidiki Kaba, que extreme la vigilancia de su gobierno sobre la salida de cayucos hacia España. Es una labor de prevención e interceptación en la que Senegal deja participar a un despliegue español de 33 guardias civiles y 5 policías, mas diversos medios náuticos y terrestres, además de seis drones aéreos que acaba de donar España para estos trabajos.

Interceptaciones en origen

El pasado 9 de octubre trascendieron a este diario, de nuevo de fuentes policiales, preparativos de vuelos de devolución de migrantes que estaban previstos para antes de que finalizara octubre. Los migrantes afectados por acuerdos de devolución han de ser embarcados en los vuelos en menos de 48 horas después de la adopción de cada acuerdo, pues la jurisprudencia española en estra materia resta validez a los viajes de regreso que se organicen después de ese plazo.

En virtud de los acuerdos de devolución entre España y Senegal, una patrullera de la Guardia Civil desplegada por Interior en la costa noratlántica africana desembarcó en Senegal el pasado 29 de agosto a 168 migrantes que había rescatado de un cayuco a 80 millas de la costa mauritana. Nuakchott se negó a recibirlos, y fue Senegal, el país del que habían zarpado, el que aceptó la devolución.

Los acuerdos de cooperación policial con Marruecos, Gambia, Mauritania y Senegal han impedido en origen 17.426 salidas de migrantes hacia España, según datos que difundió Interior este lunes.