Datos por comunidades

Así reparte por España el Gobierno a los migrantes que acoge

Andalucía, Canarias y Cataluña son las comunidades que más personas acogen tras el reparto del Ejecutivo

Un grupo de inmigrantes, en el centro de lojamiento en O Porriño (Vigo).

Un grupo de inmigrantes, en el centro de lojamiento en O Porriño (Vigo). / EP

Juan José Fernández

Andalucía es la comunidad en la que más inmigrantes extranjeros aloja el Gobierno central. Son en total 9.874. Le siguen Canarias, con 6.363 y Cataluña, con  6.023. Son las tres primeras comunidades en la lista de emplazamientos decididos por para migrantes derivados desde las saturadas Canarias, pero también de extranjeros procedentes de crisis migratorias anteriores: la siria, la afgana y la ucraniana entre ellas.

Albergan menos migrantes acogidos por el Gobierno la Comunidad de Madrid (3.935), la Comunidad Valenciana (3.123) y Castilla y León (2.638), si bien los datos pueden variar en poco tiempo, porque el Ministerio de Inclusión está moviendo a la península a numerosas personas llegadas irregularmente a Canarias desde Senegal en el que denomina actual "repunte migratorio".

El dato, de hecho, es volátil: dentro de dos semanas, Madrid podría superar a Catalunya en estas cifras, cuando, merced a acuerdos de Inclusión con Defensa para la cesión de cuarteles en desuso, haya pasado de los 3.935 extranjeros albergados en alojamientos de la red estatal a 6.289. Será cuando se sumen 2.354 nuevas plazas por la habilitación de los acuartelamientos Arteaga (barrio madrileño de Carabanchel) y USAC Primo de Rivera, en Alcalá de Henares, antigua base de la Brigada Paracaidista hoy dedicada en parte a almacén logístico. Murcia experimentará un fenómeno parecido cuando, la próxima semana, el viejo Hospital Naval acoja a 600 migrantes, que se sumarían a los 1.419 que actualmente ha colocado el Estado en aquel territorio.

Foto de situación

Los datos forman parte de la "foto de situación" -así la llaman fuentes gubernamentales- que el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y la secretaria de Estado de Migraciones, Isabel Castro, suministraron este martes a representantes de todas las comunidades autónomas y alcaldes de 22 ciudades, incluidas Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla. En una reunión telemática se informó a las comunidades en un intento de atajar las críticas que gobiernos autonómicos del PP habían lanzado contra el Ejecutivo central durante el reparto de migrantes emprendido por Inclusión para aliviar la presión sobre Canarias. En esa corriente crítica, destacaron la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde, José Luis Martínez-Almeida.

Solo en la primera quincena de octubre se amontonaron en las islas más de 8.500 personas llegadas en cayuco desde Senegal, Gambia y Mauritania. Una cantidad similar ha llegado en la segunda quincena del mes recien concluido, pasando de los 14.976 arribados que se contaban el 30 de septiembre a más de 28.000 antes de que acabara octubre y camino de superar las cifras de la gran crisis migratoria de 2006, que tuvo los mismos puntos de origen y de llegada para 31.000 africanos.

Alojamientos de la red estatal, hoteles y albergues acogen a 42.551 inmigrantes extranjeros de diversos orígenes, según los datos de Inclusión. Uno de cada tres son subsaharianos; uno de cada cuatro son latinos; uno de cada ocho son ucranianos o magrebís y un 5% son sirios o afganos.

Algunas comunidades van a ver sensiblemente aumentada la cifra de acogimientos por la evolución del aluvión en Canarias. No es solo el caso de Madrid: en Extremadura, a los actuales 820 acogidos se sumarán otros 400 a los que el Gobierno prevé dar techo en un antiguo albergue juvenil de Mérida. En ese edificio ya están residiendo otros 400 extranjeros provenientes de otras crisis migratorias, como la de Siria o la de Afganistán, además de la actual.

Según se mire

Aragón, con 2.258 migrantes albergados por el Estado, Castilla – La Mancha (1.623), Murcia (1.419) y Euskadi (1.222) completan por este orden la lista estatal de las diez comunidades que más migrantes rescatados están recibiendo.

Pero este orden es cuantitativo, en función solo de las plazas ocupadas. En términos cualitativos del esfuerzo, dos de las últimas comunidades en número de plazas concedidas a extranjeros Ceuta y Melilla, se convierten en la primera y la tercera, con 462 y 269 migrantes albergados por cada 100.000 habitantes.

En ambas listas, Canarias es la segunda. En el orden cualitativo, lo es con 292 por 100.000. Se sitúan las islas por encima de Andalucía, la comunidad con más plazas dedicadas por el Estado a albergar migrantes, pero que es quinta si sus más de 9.000 extranjeros se comparan con su población (116 por 100.000).

En comparación con el número de habitantes, la ocupación en Catalunya la hace descender de tercera comunidad más requerida pòr el Estado a la décima, con 77 por 100.000. Madrid pasa a ser la decimoquinta, con 58 por 100.000.

En los puestos bajos de ambas tablas destaca La Rioja. Es la última comunidad en número de plazas ocupadas de la red estatal, con 384 migrantes, y la penúltima en ratio según población: 32/100.000. A Baleares le ocurre lo mismo, pero al contrario: es última comunidad en la lista cualitativa (12/100.000) y penúltima en número bruto de plazas ocupadas, con 141. Asturias está también en puestos inferiores de la tabla, 13ª y 14ª respectivamente.

En esa lista cualitativa, una comunidad menos rica que la media, Extremadura, ocupa un noveno puesto, por encima en uso por parte del Gobierno de comunidades con más recursos, como Madrid (15ª con 58 albergados por cada 100.000 habtitantes), la mencionada Catalunya o País Vasco (16º con 55 alojados por 100.000). La media autonómica de acogida en alojamientos sufragados por el Estado es de 90 extranjeros por cada 100.000 habitantes.