De bancal de limoneros a un exuberante palacio en Pedreguer. Parece casi imposible que esto ocurra en poco más de dos décadas, pero es el tiempo que el jardín de l´Albarda, fundado por Enrique Montoliu (presidente de Fundem), ha tardado en lucir como podrás ver en estas fotografías. Y lo mejor: se puede visitar.

Se trata de una finca paradisíaca en plena provincia de Alicante, con vistas al Montgó y más de 50.000 metros cuadrados de jardín donde cada una de sus más de 700 especies es autóctoctona y se gestiona de manera sostenible (prácticamente a mano y sin plaguicidas). La sostenibilidad del recinto sumado a una gran vegetación hacen de esta finca un lugar ideal para los amantes de las aves que visitan o viven permanentemente en el Mediterráneo.