Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Postales del coronavirus

Oliver&Berenguer y el plató de la NBC en Canalejas

Hace poco más de tres años decidimos darle la foto principal de nuestra portada. En aquel momento, Ana Berenguer ultimaba su puesta a punto para incorporarse al Ayuntamiento de Nueva York, presidido por el alcalde Bill di Blasio, como vicepresidenta del área de Análisis Económico, una entidad sin ánimo de lucro que formaba parte del gobierno local. En ese instante ya llevaba ocho años viviendo en la ciudad de los rascacielos, donde había cursado un máster en Administración Pública en Columbia, había trabajado en la ONU, en concreto en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, y también para The Economist. Así que la imagen de esta alicantina en un popular cruce de avenidas de Manhattan ilustrando nuestra primera página se nos antojó idónea para invitar a la lectura en las páginas interiores de la experiencia profesional de alto nivel que esta abogada criada en el Raval Roig iba a acometer en la primera ciudad del mundo. Ni qué decir tiene que aquel día de invierno de 2016 jamás alcanzamos a sospechar que, casi cuatro años después, cambiarían las tornas hasta el punto de que sería la mismísima NBC, una de las cadenas televisivas más importante de Estados Unidos, la que hiciera el «viaje» a la inversa, desplazando a Alicante desde su sede en Londres a un equipo de reporteros interesados en colocar a Berenguer en el centro de atención de su informativo. Así ha sido. La cadena del logotipo del pavo real, con sede en el Rockefeller Center, echaba días atrás el cable desde el otro lado del Atlántico para, tal y como hizo INFORMACIÓN años atrás, conocer qué tipo de odisea ha llevado a esta exfuncionaria de la administración neoyorquina a polarizar una parte de la atención a través del «caso valenciano» en la lucha contra el coronavirus.

El foco de la atención informativa incluía, lógicamente, a la también alicantina Nuria Oliver, ingeniera y experta en IA, encargada de dirigir los trabajos de análisis servidos por los datos anónimos que aporta la telefonía móvil hacia la toma decisiones basadas en evidencias, y contrastadas por expertos para planificar la desescalada por actividades y geografía. O para adelantarse a un posible colapso adoptando medidas y asignando mejor los recursos en el terreno sanitario, conclusiones que se ponen en conocimiento del gobierno de Ximo Puig.

Por todo ello, hace unos días, el entorno de la Casa de las Brujas, sede del Consell en Alicante, sirvió de escenario para que Ana Berenguer y Nuria Oliver, enlaces político y científico de esta provechosa iniciativa, expusieran a la audiencia americana, desde los improvisados platós de Gadea y Canalejas, los trazos del éxito de este proyecto pionero que moviliza todo el arsenal de herramientas de IA para guiar y priorizar decisiones que salvan vidas. Lo ha dejado escrito en negrita María Blasco, otra alicantina puntera: «Solo con una ciencia robusta se podrá reaccionar rápido ante las pandemias». Los americanos han tomado nota.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats