Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marc Llorente

TEATRO CRÍTICA

Marc Llorente

Delito contra la mujer

Paraninfo de la Universidad de Alicante ISABEL RAMÓN

Seguro que les suena. Un vídeo íntimo se propaga por las redes sociales o por los móviles. Una mujer casada, con hijos, y unas imágenes de relaciones sexuales que mantuvo hace quince años con un sujeto que las difunde. El dolor de ella y de su familia se hace evidente. También el apoyo. O la burla a través de mensajes o en directo. Porque es la encargada de una panadería. El pan, símbolo de vida y supervivencia. Es La panadera, de la autora valenciana Sandra Ferrús, a la que vimos en la Muestra de Teatro Contemporáneo. Dirige y actúa junto a César Cambeiro (el padre), Elías González, Susana Hernández y Martxelo Rubio (el marido). Todos hacen más de un papel, excepto Cambeiro y este último, en esta coproducción donde participa el Centro Dramático Nacional y que hemos presenciado en el Paraninfo de la Universidad de Alicante, una sala a la que era muy frecuente acudir. La programación, sin embargo, ha seguido en pie. Los buenos actores están en su punto con los matices y el buen ritmo que Sandra Ferrús impone en el polivalente y pequeño salón. Las evocaciones se funden con las escenas de hoy del personaje, bien coordinadas en el texto y en la dirección de esta mujer de teatro. Actriz con gran entrega, soltura y seguridad en una obra con el carácter del psicodrama. La terapeuta y la paciente. La práctica ahonda en conflictos psicológicos a través de procedimientos escénicos, analizando realidades de ahora y del pasado, como el joven machista que se aprovecha de ella cuando tuvo catorce años. Se exponen problemas de personalidad y autoestima con el fin de lograr una especie de catarsis. O un intento de (no) suicidio. La vida apacible se altera, y la ofendida quiere que no explote su entorno. Algunas derivaciones no aportan grano al meollo del asunto y hay algunas ausencias. ¿Dónde están el difusor y sus particularidades? ¿Qué hacer frente a la divulgación de un vídeo así? Reenviarlo es delito al dañar el derecho a la intimidad. Un abrazo para «esa mujer». Y jóvenes o mayores aplaudieron los pasajes.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats