Opinión | El teleadicto

Ya era hora

Preliminares de los Premios Goya 2024 en Valladolid

Preliminares de los Premios Goya 2024 en Valladolid / NACHO GALLEGO

Tuvimos que esperar 38 años para que las nominaciones de los Premios Goya se leyeran en un plató de TVE, en lugar de en la sede de la Academia de Cine. Sucedió durante el programa Mañaneros. Pero una vez asistimos al acto protocolario por parte de Luis Tosar y Anna Castillo nos preguntamos hasta qué punto mereció la pena el traslado.

Hubiese dado exactamente igual que los actores estuviesen la sede de la calle Zurbano. Qué poco se amortizó el directo. Por no hablar de la tertulia colateral en el estudio. Los presentadores del programa matinal, Jaime Cantizano y Miriam Moreno, invitaron a seguir el evento desde el sofá a los periodistas especializados de la casa Carlos del Amor y Yolanda Flores. Nos preguntamos para qué.

¿Acaso se habló de cine, más allá de los lugares comunes y de las cuatro frases hechas más socorridas? Bien está que las nominaciones de los Premios Goya se diesen en La 1, cuando hasta hace poco los seguidores del cine españoles andábamos como locos buscando su emisión en el Canal 24 Horas o algún directo del planeta Youtube.

Pero no estaría de más exigir algo más. Aprovechar la coyuntura para hacer pedagogía. Informando a la gente de a pie de que va 20.000 especies de abejas. O aclarando cómo es posible que películas que no se han estrenado todavía opten a las categorías principales. Hay que tener en cuenta que muchísimas de las películas nominadas en ciertos apartados ni siquiera se han estrenado en las capitales y las ciudades donde habitan los espectadores, y sobre todo espectadoras, que siguen habitualmente un programa diario como Mañaneros. De ahí que la labor didáctica acerca de nuestro cine nunca esté de más. ¡Ay!