Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat obligará a reciclar pañales y compresas en 2021

El Plan de Residuos de la Comunitat Valenciana contempla desde el «puerta a puerta» o los ecoparques móviles para los productos de celulosa

La Generalitat obligará a reciclar pañales y compresas en 2021

La Generalitat obligará a reciclar pañales y compresas en 2021

Empieza la cuenta atrás para la recogida selectiva de pañales, compresas y tampones en la Comunitat Valenciana. Para la medida, contemplada en el nuevo Plan Autonómico de Residuos, la Generalitat da un año hasta su entrada en vigor antes de enero de 2021. Contempla varias alternativas, uno de ellos el sistema puerta a puerta de forma separada para su posterior tratamiento en plantas específicas, como ya ocurre en una planta de Treviso (Italia) donde se convierten en plásticos, celulosa y material absorbente. También podrán depositarse en ecoparques fijos, pero sobre todo en los móviles, para lo que se contemplan incentivos como el descuento en la tasa supramunicipal de valorización de residuos.

Otra opción es la de dejarlos en el cuarto contenedor, el de la fracción restos, para su conversión en combustible sólido recuperado (CSR), dado que gran parte de estos materiales son celulosos y biomásicos. Opción para aquellas zonas donde ya esté implantado el orgánico o marrón. En el camino hacia el residuo cero que reclama la UE, plantas como la de Algimia, Guadassuar y Xixona ya convierten estos productos en CSR.

Nuevas instalaciones

«La recogida separativa podrá realizarse a nivel de ayuntamientos, mancomunidades, en coordinación con las diputaciones o a través de los Consorcios, según acuerden las entidades locales responsables en cada caso», se desgrana en el PIR. Su posterior tratamiento deberá ser en plantas adecuadas, bien mediante líneas nuevas de procesamiento o con instalaciones de nuevo cuño.

Entre las novedades, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2020 todos los ayuntamientos deberán instaurar la retirada selectiva de biorresiduos, contando con los sistemas de recogida más eficientes para cada caso. Además, se deberá ajustar y justificar debidamente el modelo «especialmente en los municipios con una pirámide poblacional de envejecimiento con una media superior a los 60 años de edad». «Favoreciéndose en todo caso, el principio de proximidad y la accesibilidad de la población al sistema de recogida», especifica el documento que aprobó el Consell en abril de 2019.

«Se deberán estudiar al menos, de forma comparativa, los sistemas de recogida puerta a puerta, carga trasera y carga lateral», incluye. «En el caso de seleccionarse la contenerización, obligatoriamente deberá ser a través de sobretapa o tapa con reducción de tamaño respecto de la tapa ordinaria de fracción resto, debiendo estar la tapa de mayor tamaño no accesible o cerrada para la recogida selectiva de materia orgánica», según el PIRCV.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats