Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Botànic se tensa: el PSPV critica la «improvisación» de Compromís al plantear una reforma fiscal sin rigor

El Consell remite a las Cortes la ley de acompañamiento de los presupuestos sin nuevos impuestos - Oltra se pone de perfil y avanza que podrá haber «posibles cambios» en la tramitación parlamentaria

Vicent Soler.

Vicent Soler.

La fiscalidad verde y la progresividad fiscal ni son nuevas, ni son urgentes. Con la ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat 2021 camino de las Cortes, el conseller de Hacienda, el socialista Vicent Soler, dejó ayer bien clara la postura de departamento que dirige respecto a la propuesta de Compromís, que ha abogado por introducir nuevos impuestos en 2021, entre ellos, uno a los grandes tenedores de viviendas vacías, y otro sobre las bebidas azucaradas. En ese primer anteproyecto con las medidas fiscales que quiere aplicar el Gobierno valenciano el próximo año se introducen cambios que afectan directamente a varios colectivos desfavorecidos a los que hay que proteger, pero en este primer corpus teórico donde el Consell plantea de que manera va a afrontar el próximo ejercicio económico, el PSPV no ha otorgado ninguna concesión a las demandas de Compromís.

Para el máximo responsable de la Conselleria de Hacienda, en fiscalidad verde y progresividad fiscal el Botànic «no empieza de cero» porque en su primera legislatura ya comenzó a aplicar este tipo de medidas. Vicent Soler reivindicó que la progresividad fiscal forma parte «del ADN de este gobierno», y en ese contexto, se están introduciendo medidas desde 2017 que no quedarán ahí ya que «está toda la legislatura por delante» para trabajar en ello. Y puestos a trabajar, Soler avanzó que por delante hay «un camino de largo recorrido» donde no «hay que improvisar». Lejos de lo que propuso el síndic de Compromís en las Cortes el pasado jueves -en una intervención que enfadó al PSPV y ahondó el pulso interno del Botànic-, cualquier decisión que se tome debe ser desde «el rigor y la no improvisación» y contando con la opinión de los expertos del Observatorio Fiscal de la Comunitat Valenciana.

Soler no admitió que dentro del Consell hubiera discrepancias con la política fiscal. «Hay un gran consenso» respecto a medidas fiscales de progresividad y «no nos cerramos a nada», aseguró el conseller, quien también restó protagonismo a este anteproyecto presupuestario previo, que debe ahora ser discutido en el parlamento valenciano. El segundo capítulo llegará cuando el Consell presente los Presupuestos 2021, el 30 de octubre. Se abre, por tanto, un mes de octubre para el Botànic repleto de tensión, y un último trimestre del año en las Cortes donde los partidos de izquierda tendrán enfrentamientos con la derecha... y entre ellos mismos. Unidad de acción

También pensando en que quedan días y semanas por delante, la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, defendió ayer que el Botànic ha actuado «con unidad de acción» ya que, si no hubiese sido así, el Consell «no habría aprobado el anteproyecto de ley de Acompañamiento». La portavoz, lejos de manifestar su opinión como hace todos los viernes en las comparecencias donde da cuenta de las decisiones del Gobierno valenciano, esta vez que tocaba hablar de impuestos prefirió situarse de perfil y no valorar las medidas fiscales lanzadas por el síndic de su grupo parlamentario. Como mucho, la líder de Compromís avanzó que el texto podrá tener «posibles cambios en su tramitación» en las Cortes.

Oltra recordó que la reforma fiscal de 2017 permitió bajar los impuestos a 1,5 millones de contribuyentes. Y de cara a la «desolación de este año 2020, con un plan de reconstrucción por desarrollar, «es más necesario que nunca» un sistema «justo, progresivo y equilibrado», añadió.

SEMINARIO EN AYORA Y COFRENTES PARA LA RECONSTRUCCIÓN


El Consell inició ayer en Cofrentes el Seminari de Govern - Tardor 2020, que tiene como finalidad analizar la gestión del Ejecutivo valenciano durante los últimos meses, así como definir futuras líneas de actuación prioritarias en el contexto de la pandemia. En un guiño a la defensa del interior de la Comunidad, el Gobierno se reunió por la mañana en Ayora (con recepción incluida en el Ayuntamiento) y por la tarde, encuentro sin corbatas en el balneario de Cofrentes. Este noveno seminario de trabajo, con menos altos cargos por medidas anticovid, se centra en la reconstrucción.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats