Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Podemos mantiene abierta la crisis de la portavocía y se cita para un nuevo encuentro

La dirección del grupo convoca a los ocho diputados mañana para decidir la sustitución de Lima por Davó, que evita decir si la acatará

Naiara Davó (Podemos), a la derecha, ayer en las Cortes junto a Estefanía Blanes (EUPV). | I.C

Naiara Davó (Podemos), a la derecha, ayer en las Cortes junto a Estefanía Blanes (EUPV). | I.C

Unides Podem sigue sin cerrar la crisis abierta desde que el Consejo Ciudadano Valenciano decidió el pasado 16 de enero aprobar en plena pandemia el cambio de portavoz en las Cortes valencianes y la sustitución de la actual síndica, la alcoyana Naiara Davó. La dirección de Podemos quería un cambio rápido y el acceso a la portavocía parlamentaria de Pilar Lima, pero pasan los días y el relevo no se materializa.

El partido tiene una síndica que no es la elegida por la organización mientras la que ha mandatado la formación morada no logra hacerse con las riendas de un grupo dividido en dos mitades. Una de ellas ya no acudió al primer encuentro que Lima convocó para realizar el traspaso de poderes por lo que no fue posible realizar el relevo.

El segundo encuentro, convocado ayer por la síndica, Naiara Davó, tenía por objeto decidir si el grupo se reúne al completo para avalar el cambio, como así podría ocurrir el jueves. La cita de ayer sentó a la dirección del grupo parlamentario morado que acordó convocar de nuevo a los ocho diputados para mañana y abordar dos puntos en el orden del día, el cambio de la síndica, que será Pilar Lima, y la preparación del primer pleno del año, en el que ya debería sentarse al frente del grupo la actual coordinadora sino hay más retrasos.

Comité de garantías

Fuentes de la dirección advirtieron normalidad, buen tono y un «cambio de disposición» por parte de Davó en la reunión de ayer tras los enfrentamientos de las últimas semanas.

Pero la síndica destacó por la mañana en las Cortes que sigue a la espera de la resolución del comité de garantías estatal sobre la impugnación de la votación del Consejo Ciudadano que hace diez días avaló el cambio de portavoz en favor de Pilar Lima, una impugnación que firmaron 12 consejeros de Podemos entre ellos tres diputados, Ferran Martínez, Irene Gómez y Beatriu Gascó. Davó mantiene que es necesario esperar a la resolución de este órgano. Pero ayer Davó también lanzó varias frases que suenan a declaración de intenciones en el sentido de que no va a poner fácil el relevo y tampoco respondió directamente cuando le preguntaron si acataría el relevo: «Vamos a intentar hasta el último minuto defender la unidad y lo que decidió el máximo órgano de Podemos, su asamblea ciudadana, que en junio votó por reforzar los tres espacios (orgánico, parlamentario e institucional)», afirma la todavía síndica. Va a ser complicado pues que se cumplan las intenciones de Davó y las del Consejo Ciudadano que avaló el cambio.

La resolución no llega

Respecto a la resolución del comité de garantías estatal, en el partido aseguran que es un órgano independiente de la dirección y que nadie sabe cuando puede llegar su informe de lo sucedido en la votación del 16 de enero, aunque la propia Davó aseguró días atrás que no debe tardar mucho.

Pero desde la dirección insisten en que la impugnación realizada por los 12 consejeros no paraliza en ningún caso el proceso de cambio en la portavocía. Y en caso de que hubiera algún defecto de forma se procedería a repetir la votación y el resultado de cambio de portavoz sería el mismo. La dirección de Podemos justificó el cambio en la necesidad de tener en la cámara un perfil más combativo con el Consell, aunque en la intervención de Lima en la comisión permanente del lunes se limitó a ponerse a disposición de la consellera Barceló para acordar medidas restrictivas, pero sin ahondar en las diferencias.

La síndica, en cambio, cree que todavía hay «tiempo para reconducir la situación y garantizar la unidad que mandataron los inscritos y que ha habido hasta ahora», una voluntad que ha trasladado a la dirección del grupo y que «parece que ha sido bien recibida», señaló. Es algo que, asegura, lleva «días dialogando y trabajando» con la organización para que «vuelvan los consensos y los acuerdos» al espacio morado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats