30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Revuelo en San Vicente por la foto de una celebración familiar de un concejal

El edil José Luis Lorenzo se ha limitado a señalar que «creo que no debo dar explicaciones sobre mi vida personal»

José Luis Lorenzo

José Luis Lorenzo

El supuesto incumplimiento de las restricciones sanitarias para atajar la pandemia de coronavirus vuelve a poner en el ojo del huracán a un cargo público en la provincia. Esta vez, al socialista José Luis Lorenzo, concejal de Presidencia en San Vicente del Raspeig. El revuelo originado en el municipio tiene como epicentro la publicación de una fotografía en redes sociales. En la imagen, difundida por el propio edil el día 11 de febrero, aparece en una celebración familiar que, de haberse producido en ese momento y con dichos participantes, supondría presuntamente infringir la normativa establecida por la Generalitat para controlar la propagación de la covid. Eso es algo que muchos se preguntan fuera y dentro del Ayuntamiento, pero lo cierto es que las explicaciones no llegan. Por el momento, el protagonista ni confirma ni desmiente lo que está en boca de todo el Gobierno municipal. Prefiere dar la callada por respuesta.

Desde el 25 de enero, las reuniones en viviendas están limitadas a los convivientes en la Comunidad Valenciana, de tal forma que está expresamente prohibido que personas pertenecientes a varios núcleos de convivencia compartan espacio privado, según la normativa en vigor de la Generalitat. La difusión de la citada imagen del concejal de San Vicente del Raspeig ha causado cierta indignación entre parte de la corporación de la localidad, gobernada por un equipo dividido e inmerso en luchas internas y cruces de acusaciones entre dos bandos: por un lado el del alcalde, y por otro el encabezado, precisamente, por Lorenzo. Al respecto de la polémica fotografía, lo único que el citado concejal ha expresado a este diario es lo siguiente: «Creo que no debo dar explicaciones sobre mi vida personal». El edil se niega a responder preguntas ni sobre la supuesta celebración familiar, ni tampoco sobre las publicaciones realizadas por él mismo en el marco de las recientes elecciones en Cataluña, en las que deja entrever que, supuestamente, podría haber acudido a la jornada electoral, cuando está en vigor el cierre perimetral de la Comunidad.

La división que existe en el Gobierno de la localidad es tal que ni el propio alcalde, Jesús Villar, sabe si un miembro de su equipo se ha saltado las normas en vigor en un momento enmarcado en la tercera ola de la pandemia, sin duda la más grave de toda la crisis del coronavirus en la Comunidad. Villar defiende que, especialmente en la actual situación, «los responsables públicos deben dar ejemplo con el cumplimiento de las medidas», y añade que «cada uno es responsable de sus actos». Por su parte, fuentes del PSPV-SPOE aseveran que no se pidió a ningún militante de Comunidad que colaborase en la celebración de las elecciones catalanas, como sí ha ocurrido en comicios anteriores a la pandemia. No obstante, afirman desconocer si Lorenzo o cualquier otro concejal acudió o no.

El alcalde de Alcoy, Toni Francés, es otro de los cargos públicos que se han visto envueltos en polémicas relacionadas con las restricciones en la provincia. En este caso, el PP presentó una denuncia en la Secretaría Autonómica de Seguridad y Emergencias contra Francés por «saltarse» el confinamiento perimetral de su propio municipio a finales de enero al desplazarse a su segunda residencia.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats