Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carolina Gracia Alcaldesa de Orihuela

Carolina Gracia: "Gobernar con tránsfugas no afectaría a la estabilidad de gobierno en Orihuela"

Inicia su andadura como regidora de Orihuela tras prosperar la moción de censura contra el PP y a un año escaso del final de mandato. Carolina Gracia defiende que doce meses en política dan para mucho y se pone al frente de la gestión municipal mientras en el PSOE se aceleran los movimientos para disputarle el liderazgo. Tras ganar la batalla a la oposición, tendrá que lidiar ahora con los rivales en su partido

La regidora de Orihuela, Carolina Gracia, en uno de los balcones del edificio de la CAM, donde tiene su sede provisional el Ayuntamiento. TONY SEVILLA

Cuando muchos la daban por amortizada, políticamente hablando, resucita por un golpe de efecto que la lleva a la Alcaldía. ¿El éxito de esta moción de censura apuntala su carrera política?

No me considero una persona amortizada en política, creo que se confunde el estar amortizado con que haya nuevos liderazgos que quieran optar a liderar el PSOE en Orihuela, como Antonio Zapata, que me parece legítimo. Lejos de eso, me alegro de que haya gente que esté dispuesta a pelear el liderazgo. Nunca he tenido miedo a los procesos orgánicos, me parecen sanos.

¿Pidió el beneplácito a Ximo Puig para que avalase la moción de censura?

Por supuesto, desde el primer minuto. Mantuve una conversación informal con José Aix (Cs). Cuando me dijo de qué iba el asunto, hasta que no conté con el apoyo del partido, no volví a mantener ningún contacto.

¿Habló con la agrupación de Orihuela? ¿Recibió apoyo de miembros como la subdelegada del Consell en Alicante, Antonia Moreno, o de Antonio Zapata? 

¿Quién es Antonia Moreno en la agrupación de Orihuela? Una militante como cualquier otra. Yo conté con quien tenía que contar. Soy la secretaría general, además de portavoz municipal. Por tanto, conté con mi ejecutiva, le expliqué las conversaciones que se estaban manteniendo y que contaba con la autorización de València. Les pedí la confianza para iniciar esas conversaciones y la obtuve desde el minuto uno. Conté con el órgano que tiene la decisión. No tengo que pedirle permiso ni a la señora Moreno ni al señor Zapata. 

¿Y la ejecutiva provincial le apoyó en esa maniobra? 

No le voy a engañar. El contacto que he mantenido con la ejecutiva provincial o comarcal ha sido escaso o ninguno. Hay diferencias que a día de hoy parecen insalvables para algunas personas. Echo en falta la capacidad de haber apoyado una decisión como esta porque es buena para mí partido, para seguir defendiendo la línea de Gobierno que defienden en otros ayuntamientos las personas que están en esa ejecutiva. Pero no pasa nada. Yo estatutariamente he cumplido con lo que tenía que hacer y cada uno se define con sus actuaciones. 

Carolina Gracia. Tony Sevilla

El PSPV ha decidido ahora posponer sine die la asamblea para renovar liderazgos en el PSOE de Orihuela. ¿La solicitó usted?

Lo pedí yo directamente porque la negociación de la moción de censura coincidía en fechas con el proceso orgánico. Tenía que estar dedicando todo mi tiempo a las reuniones que se estaban manteniendo y me parecía totalmente incompatible. Al optar a la secretaría general no puedes dedicarte ni a llamar a nadie, ni hablar con nadie, ni a presentar ningún tipo de línea. Tocaba lo que tocaba. Ese proceso se merece que sea imparcial, que se respeten los plazos. En ese momento, nadie de ninguna otra candidatura había hablado con el secretario de Organización y yo propuse a la ejecutiva solicitar ese aplazamiento. Lo pidió la agrupación local del PSOE de Orihuela al PSPV y a Ferraz, y tenemos las dos resoluciones favorables. 

 ¿Hay una fecha límite?

No, pero no se va a retrasar mucho más. Esto no es una cuestión de alargar los tiempos para nada. No hay nada oscuro.

La pasada legislatura acusó a Zapata de ser una tránsfuga. ¿Lo sigue considerando como tal?

Lo considero un tránsfuga y, de hecho, la agrupación está esperando una resolución de Ferraz. En un primer momento nos dieron la razón, acogieron el informe de objeciones a su afiliación en la agrupación local. Pero, al recibir otra solicitud sobre este tema desde la recién nombrada ejecutiva provincial, sin contar con València ni Orihuela, Ferraz decidió revocar esa resolución inicial. Eso también ha sido recurrido. Estos días en los que, además, se está hablando tanto sobre Cs con relación a saltarse los procesos orgánicos, de las afiliaciones cuando no tocan, o de la gestora en el PP, defiendo que ni los partidos deben saltarse sus estatutos para afiliar a nadie ni tampoco ningún concejal debe usar su condición para beneficiarse de algo. En el caso de Zapata y Carmen Gutiérrez, lo que recibimos de ellos fue su baja voluntaria en el partido para no obtener el correspondiente expediente que le hubiera definido como tránsfugas. No lo digo yo, lo dice la definición de transfuguismo. No dudo de que no tuvieran en mente cuando lo hicieron las consecuencias que podía tener, pero no me parece ético, ni siquiera moral, que una persona que ha utilizado esos mecanismos quiera liderar un proyecto político al frente de una agrupación a la que falló como representante público, a la que falló como militante, y de la que hoy es militante porque no se ha recibido todavía resolución. Quiero recordar que se afilió en Dolores para luego pedir un traslado. Ni siquiera ha sido capaz de venir a la ejecutiva local de Orihuela a pedir disculpas y a intentar tramitar esa acta. Son dos tránsfugas. 

Hablando de tránsfugas, la dirección nacional de Cs sigue estudiando qué hacer con sus compañeros de gobierno. Si los echan del partido, ¿está dispuesta a gobernar con tránsfugas?

Eso no afecta a la estabilidad del Gobierno. Que ellos sean militantes de un partido en un momento concreto, en el caso de la firma la moción de censura, sí, porque es un requisito que establece la LOREG, pero, cuando se firmó la moción, pertenecían a ese partido político. Si ahora los expulsan, no creo que eso afecte a la gobernabilidad de Orihuela. Yo no soy quién para hablar de los procesos orgánicos de otro partido, pero me parece bien que se aclare esa situación, por supuesto. 

Se ha hablado mucho de que no hicieron público el acuerdo de gobierno entre el PSPV y Cs antes de la moción de censura. ¿Qué ha pasado? 

¿Quién lo critica? Los que no han publicado el acuerdo de gobernabilidad con Cs desde 2015, el PP. Yo no tengo ningún inconveniente. Presentar el acuerdo con Cambiemos fue más como oposición, porque estás obligado a tener que explicar el porqué de tu voto en una sesión plenaria. Era importante dejar claro a la ciudadanía por qué íbamos vamos a votar a favor de una moción de censura con un grupo que hemos estado hasta hace poco cuestionándole, y mucho, su actividad en el Gobierno. Esta moción de censura no era a todo un gobierno, era la mitad. En el caso de Cs, el acuerdo empezaba a tomar importancia cuando pasaba la moción de censura, porque hasta entonces no éramos un equipo de gobierno y no se fijan las líneas de trabajo. Me gustaría que quien crítica esto muestre su acuerdo. A lo mejor hay diferencias fundamentales que son importantes.

Resta prácticamente un año para el final de mandato. ¿En ese tiempo se puede establecer una hoja de ruta para Orihuela o solo da tiempo a salvar lo muebles?

Siempre se ha dicho que un año política es una eternidad. Da para mucho. Somos realistas con Cambiemos y con Cs del tiempo que queda, por eso no hemos hablado ni vamos a hablar de grandes proyectos, pero sí que me parece importante abordar todos los asuntos que hay bloqueados, como el Palacio de Rubalcava o los antiguos juzgados. El PP alega que los han empezado ellos y los vamos a terminar nosotros. Todo eso empezó en julio, cuando desbloqueamos el presupuesto, por eso también son parte nuestra. Si consiguiéramos desbloquear el 50% de todo lo que hay pendiente de salir, ya sería un éxito, y en eso nos vamos a centrar. Y algo fundamental, los fondos europeos. Me parece gravísimo que no hayamos presentado nada a los fondos europeos con cargo al Next Generation.

¿No se ha presentado ningún proyecto?

Al menos hasta hace 15 días, no. Eso no puede ser. El PSOE presentó una moción para crear un departamento específico de captación de fondos europeos. Se necesitan dos oficinas, dos departamentos independientes del Ayuntamiento, con técnicos que sean especialistas en esas materias para que se pueda trabajar solo en eso. Necesitamos profesionales que se dediquen a intentar que Orihuela obtenga financiación para los próximos años porque es vital para que nuestro casco histórico no termine de caerse al suelo. 

¿El gasto en sueldos del nuevo Gobierno será mayor?

Será menor, empezando por que en el grupo mayoritario del Gobierno, el PSOE, somos seis y en el PP eran nueve. Yo me quedo en la Diputación de Alicante, no voy a cobrar el sueldo de Bascuñana, que, aunque no le guste, era superior al mío. Habrá dedicaciones completas y parciales. La suma total es imposible que pueda superar al anterior. 

 ¿Cambiemos tendrá sueldo?

Habrá que ver cómo organizamos ahora el tema de las retribuciones. Hubo un cambio en el anterior mandato con respecto a cómo se percibían las gratificaciones por asistencia a plenos y todo eso. Una de las cosas que tenemos pendiente ahora es si modificamos ese acuerdo de organización.  

Carolina Gracia. Tony Sevilla

Pero no se cierra la puerta a que tengan sueldo equiparable al del equipo de gobierno... 

No hemos abordado esa cuestión todavía. 

Estos días ha corrido un vídeo en el que decía en elecciones que no permitiría que el abogado Alcántara hiciera negocios propios en Orihuela. ¿Qué ha cambiado?

Eso lo repito a día de hoy. Creo que a ese vídeo se le está dando una importancia que no tiene. Ese día nos dejaron sin sonido en un mitin, cuando pasaba precisamente el señor Alcántara por delante. Lo que dije, lo mantengo: yo no he permitido nunca que ni ese señor ni nadie, cuando he estado en el Gobierno, traiga la corrupción al Ayuntamiento. Al contrario, municipalizamos el servicio de basuras en 2011 para alejar cualquier sospecha y a día de hoy sigo pensando lo mismo, pero de él y de cualquier persona. Ni lo permití, ni lo pienso permitir ni nada de nada. Fue una afirmación que hice en un momento concreto, en un contexto, y que a día de hoy la puedo seguir manteniendo. Mi nombre jamás ha estado asociado a ningún empresario de ningún tipo. Nunca.

¿Le gustaría repetir como candidata en 2023?

No me lo planteo ahora mismo. Ahora lo que me interesa es llegar a las elecciones posicionando al PSOE como una opción fiable, rentable y estable a la hora de poder gobernar, optar a que el partido tenga el mejor resultado. Yo siempre he estado donde mi partido me ha pedido que esté. Y donde he estado ha sido siempre tras un proceso de primarias. Nunca me han puesto en ningún sitio. Soy alcaldesa porque tuve 14 votos de 25 concejales.

«Ahora podré saber si Cs era corresponsable del bloqueo municipal»

En su intervención en el pleno de moción de censura se refirió a la parálisis y el bloqueo en que estaba sumido el Ayuntamiento. ¿Hasta qué punto Cs ha sido corresponsable?


Creo que lo voy a poder saber a partir de ahora, porque si algo le he achacado a Bascuñana es que lleva casi dos años pidiendo a la oposición una responsabilidad que ostentaba su Gobierno. La izquierda le decíamos que no era lógico que tuviera una mayoría de foto que no se trasladaba ni si quiera a los plenos ni a las juntas de gobierno. Nos pedía el voto y la responsabilidad a la oposición y el otro grupo, Cs, era totalmente ajeno a esas decisiones, permitiéndose además no votar en los plenos ni asumir ninguna responsabilidad mientras Bascuñana les mantenía las dedicaciones como si no pasara nada. 


Entonces cree que gran parte de la culpa es de Bascuñana...


Le ha faltado capacidad de liderazgo en el grupo de Gobierno que mantenía. Al final, la política es el arte de alcanzar acuerdos, dicen algunos, y él los impone. 


Dicen que tienen un trabajo ingente para intentar sacar adelante la gestión, que estaba paralizada. ¿Ve compatible seguir al mismo tiempo en la Diputación?


 No soy nueva ni en la Diputación ni en el Ayuntamiento de Orihuela. Eso es una ventaja. Este año me voy a permitir la licencia de poder compatibilizarlo como lo hacen otros compañeros. Estoy tranquila porque, además, he tenido la oportunidad de estar en la Diputación, de formar parte de un grupo de compañeros, tanto de mi partido como de otros, y sé que levantando un teléfono me van a poder ayudar en muchísimas cosas. Eso es una ventaja enorme y lo quiero agradecer, sobre todo a los del PSPV.


Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats