Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat anima a los ayuntamientos a multar con hasta 3.000 euros a quien demande sexo pagado

Gabriela Bravo pone a disposición de los municipios una ordenanza abolicionista contra la prostitución para luchar contra esta "forma de violencia de género"

La consellera de Justicia, Gabriela Bravo. Información

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, anima a los municipios de la Comunidad Valenciana a adoptar el modelo de Ordenanza Municipal Abolicionista elaborado en el marco del Foro Valenciano para la Abolición de la Prostitución que, según destaca, protege a las mujeres y multa con hasta 3.000 euros a quienes demanden sexo pagado, así como a los intermediadores y los locales donde se ejerza esta "forma de violencia de género". La consellera presentó este jueves el modelo de ordenanza que se ha puesto a disposición de los ayuntamientos, pues son, precisamente, los gobiernos municipales, los que considera que pueden avanzar en esa senda.

Las corporaciones locales, según dijo la consellera, tienen "competencias y capacidades suficientes para estar en la primera línea de la erradicación de la prostitución a través de las ordenanzas municipales, que son un instrumento muy potente para marcar la diferencia entre aquellos municipios que protegen la dignidad de todas las personas y los que, para su vergüenza y la nuestra, abdican de ella". En ese sentido, expuso como ejemplos los casos de Albal y Quart de Poblet "que han sido pioneros en la aprobación de ordenanzas abolicionistas" y lamentó la existencia de "esa ordenanza de la vergüenza del Ayuntamiento de Alicante que criminaliza las mujeres en prostitución y las hace responsables de su situación, sin reparar que es un sistema desigual e injusto las que las somete y las priva de una vida digna de derechos".

La consellera recordó que los estudios científicos elaborados por el Foro han revelado que en las tres provincias hay entre 10.000 y 13.000 mujeres en situación de prostitución. "Y si la oferta es así de grande es porque hay hombres dispuestos a pagar por ello. Solo así se entiende que el 20% de los varones valencianos mayores de 18 años -1 de cada 5- admita que ha pagado por sexo alguna vez en su vida", dijo.

Multas de hasta 3.000 euros

El modelo de ordenanza abolicionista recoge en su articulado la prohibición de la demanda de prostitución, a la que considera como infracción grave, y la sanciona con multas de hasta 1.500 euros. Además, si esta demanda se produce a menos de 200 metros de un centro educativo, de lugares con afluencia de público infantil o de la celebración de un acto festivo o deportivo la considera como infracción muy grave y la sanciona con multa de hasta 3.000 euros. De igual modo podrán ser sancionados quienes colaboren con los demandantes de sexo pagado como intermediadores (proxenetas) o personas que alerten de la presencia de agentes de la autoridad.

Por otra parte, también prohíbe la publicidad que promueva el consumo de prostitución, que considera como infracción leve, y la sanciona con multas de hasta 750 euros. En este caso, será responsable tanto quien ejecute materialmente el acto de publicidad (como repartir folletos) como el anunciante.

Una parte importante del modelo de ordenanza reconoce a las mujeres en situación de prostitución como víctimas de violencia de género. Por ese motivo, no se sancionará en ningún caso a las personas prostituidas y promoverá políticas de ayuda para sacarlas de su situación.

En este sentido, el modelo de ordenanza prevé la aprobación de planes municipales de acción integral, que contengan medidas para que las mujeres en situación de prostitución accedan a servicios y recursos que les permitan salir del sistema prostitucional. Este plan incluirá acciones de apoyo social, laboral, formativo y habitacional.

Según Bravo, "somos la primera comunidad autónoma en poner a disposición de los municipios un modelo de ordenanza abolicionista, lo que nos convierte en una referencia para otros territorios comprometidos con la igualdad entre hombres y mujeres, así como con la erradicación de toda forma de violencia de género, incluida la compra del cuerpo de las mujeres".

La consellera anunció que va a seguir "reclamando al Gobierno de España una Ley Integral para la Abolición de la Prostitución". No obstante, "desde el Consell del Botànic no vamos a estar de brazos cruzados porque ya hemos puesto en marcha la modificación de la Ley de Espectáculos en la Comunidad Valenciana, que se encuentra actualmente en trámite de audiencia pública".

Esta norma contempla la sanción a aquellos establecimientos que permitan o favorezcan la prostitución, la prohibición de publicidad que incite o fomente la prostitución o cualquier forma de explotación sexual y la sanción administrativa de la demanda de prostitución en locales y establecimientos públicos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats