La acidez estomacal puede resultar una dolencia bastante habitual. Tienes una comida familiar o de trabajo y cuando acabas te sientes hinchado y con acidez en el estómago. Este malestar en la boca del estómago suele durar unas horas y luego se te pasa, pero no es agradable, claro. Si además tienes reflujo la molestia la sentirás en el pecho o en la garganta, e incluso puedes sentir un sabor amargo en la boca.

¿Por qué tenemos acidez de estómago?

Cuando comemos, los alimentos pasan de la boca al esófago y de ahí al estómago. Entre estos dos órganos tenemos la unión gastroesofágina, que permite que la comida pase al estómago pero que después se cierra para evitar que vuelva a subir. El objetivo es que el ácido gástrico y los jugos digestivos que produce el estómago para digerir los alimentos vuelvan al esófago.

Cuando esto ocurre es cuando tenemos esa sensación de acidez estomacal, ya que las paredes que recubren el esófago no cuentan con un recubrimiento mucoso que les protege de estos ácidos, y que sí están presentes en el estómago.

La acidez estomacal es una dolencia muy habitual

Si quieres evitar la acidez tendrás que dejar de lado las comidas muy grasas, las bebidas carbonatadas, el café, las comidas muy especiadas y los cítricos. También es recomendable que comas poco pero varias veces al día y que evites acostarte o hacer ejercicio después de comer. Dejar el tabaco también es fundamental si quieres evitar estos problemas de estomacales y no usar ropa ceñida.

Remedios caseros para la acidez estomacal y el reflujo

Te puede interesar:

Hay algunos remedios caseros que pueden ayudarte a acabar con esta sensación de acidez en el estómago:

  • Come plátanos o bananas. Esta fruta actúa como un antiácido natural en el cuerpo y te pueden ayudar a compensar la acidez.
  • Vinagre de manzana. A pesar de que el vinagre de manzana es ácido te puede ayudar a regular la acidez del estómago. La manzana contiene pectinas, que son moléculas que pueden ayudar a proteger las mucosas del esófago.
  • Infusión de jengibre. El jengibre es un remedio muy utilizado para los dolores de estómago ya que ayuda a que haya más contracciones estomacales. Para preparar una infusión de jengibre sólo tendrás que poner a hervir medio litro de agua a hervir y cuando rompa a hervir añadir el jengibre en rodajas finas. Tapa y déjalo que se haga a fuego lento. Tras 20 minutos lo tendrás listo.