Vapear también perjudica la salud bucodental

El Colegio de Dentistas de Alicante advierte de que el vapeo, una práctica cada vez más extendida entre los jóvenes, puede agravar la enfermedad periodontal y provocar sequedad bucal y alteración del gusto

Los efectos del vapeo en los dientes y las encías son preocupantes.

Los efectos del vapeo en los dientes y las encías son preocupantes.

El pasado 31 de mayo se conmemoraba el Día Mundial Sin Tabaco, y el Consejo General de Colegios de Dentistas de España y el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Alicante (COEA) realizaban una advertencia: “¡NO!, los cigarrillos electrónicos y el vapeo no son inocuos para la salud!”

Los organismos oficiales de los dentistas alertaban primero sobre el incremento en el consumo, por parte de los jóvenes, de los vapeadores. En concreto, el Consejo General se hacía eco de un informe reciente publicado por Health Behaviour in School-aged Children (HBSC) y la OMS, que muestra el incremento del vapeo entre los jóvenes

Así, el estudio revela que aproximadamente un 32% de los jóvenes de 15 años había usado cigarrillos electrónicos durante su vida, frente al 25% de los jóvenes de 15 años que habían fumado un cigarrillo.

En España, estas cifras son similares, tal y como se refleja en el Informe sobre los Cigarrillos Electrónicos publicado por el Ministerio de Sanidad en 2022, en donde se refleja que prácticamente la mitad de los estudiantes de 14 a 18 años ha utilizado en alguna ocasión cigarrillos electrónicos (48,4%).

Para proteger tus dientes y encías, es importante seguir una buena higiene bucal.

Para proteger tus dientes y encías, es importante seguir una buena higiene bucal. / INFORMACIÓN

Los organismos colegiales definían estos datos como “preocupantes”, puesto que estos productos son considerados como alternativas más seguras al tabaco convencional y gran parte de la población los considera inofensivos.

Pero desde el Consejo General de Dentistas y el COEA advertimos de que los cigarrillos electrónicos y vapeadores liberan sustancias tóxicas -algunas de ellas, cancerígenas- y que pueden aumentar las posibilidades de desarrollar problemas pulmonares y cardiacos, así como enfermedades bucodentales.

“Estos productos no solo no ayudan a dejar de fumar, si no que enganchan a los usuarios a la nicotina. Y los que son de sabores y no tienen nicotina también son perjudiciales para la salud, puesto que contienen glicerina y propilenglicol”, remarcan los dentistas.

Contra la salud bucodental

En cuanto a su efecto en la salud oral, se ha identificado que ciertas bacterias, como Selenomonas, Leptotrichia y Saccharibacteria, están ampliamente presentes en el microbioma de los fumadores y se considera que podrían estarlo también en los usuarios de vapeadores.

Además, se han detectado Fusobacterium y Bacteroides en el microbioma de estas personas. Este desequilibrio en el microbioma modifica la respuesta inmunitaria del individuo, agravando el desarrollo de la enfermedad periodontal.

Del mismo modo, el vapeo puede provocar sequedad bucal (xerostomía), alteración del gusto, mal aliento e irritación de la garganta.

“Es necesario que se tomen medidas para implementar políticas que ayuden a abandonar el tabaquismo y, a su vez, impidan que los jóvenes adquieran este hábito tan perjudicial para la salud. Entre todos debemos promover un entorno más saludable para la población”, concluyen desde el COEA.

El vapeo puede provocar sequedad bucal (xerostomía), alteración del gusto, mal aliento e irritación de la garganta.

El vapeo puede provocar sequedad bucal (xerostomía), alteración del gusto, mal aliento e irritación de la garganta. / INFORMACIÓN

Efectos en dientes y encías

Los efectos del vapeo en los dientes y las encías son preocupantes. El uso prolongado de productos con nicotina, ya sea a través de cigarrillos electrónicos o convencionales, puede provocar diversos problemas dentales:

  • Encías retraídas y blancas: el líquido de los vaporizadores puede inflamar los tejidos de las encías y causar recesión de las mismas, lo que puede llevar a enfermedades periodontales.
  • Aparición de caries: los sabores y sustancias químicas presentes en los vaporizadores pueden favorecer la proliferación de bacterias y provocar caries. También provocan sequedad, enemiga de la caries.
  • Sangrado de encías y llagas: el vapeo puede causar irritación en las encías, sangrado y la aparición de llagas en la boca.
  • Manchas en los dientes: la nicotina presente en muchos vaporizadores puede manchar los dientes a lo largo del tiempo.
  • Hipersensibilidad dental y bruxismo: el uso de cigarrillos electrónicos con nicotina puede aumentar la sensibilidad dental y provocar bruxismo.

Para proteger tus dientes y encías, es importante seguir una buena higiene bucal, visitar al dentista regularmente y evitar el vapeo, especialmente si nunca has fumado antes.

Además, es importante asegurarse de que los líquidos que se utilizan no contienen nicotina y consumirlos en un ambiente privado para evitar riesgos para la salud de quienes te rodean.