Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Volver de la jubilación para aliviar a la atención primaria: “El personal está agotado y una mano viene de maravilla”

Ocho médicos de familia y pediatras se reincorporan en Ourense para reforzar la asistencia por teléfono de pacientes covid: 35 llamadas cada uno para informar y tramitar bajas

Siete de los ocho médicos jubilados que se reincorporan para ayudar, junto a la directora de atención primaria.

Casiano Feijoo (Ribadavia, 1955) ejerció los últimos 25 años de su carrera como médico en el centro de salud de Pereiro de Aguiar, en Ourense. Hace algo más de un año decidió jubilarse. El principio de la pandemia marcó la recta final de su trayectoria. “La jubilación llegó por cansancio, vi que era el momento de decir adiós”, admite. Pero cuando recibió la llamada de la gerencia del Sergas en Ourense para reincorporarse de forma temporal, con el fin de aliviar a la atención primaria en esta explosiva ola de contagios, el doctor Casiano no dudó y dijo sí.

Ocho médicos de Ourense –seis de medicina familiar y dos de pediatría– reforzarán desde el próximo lunes el seguimiento por teléfono de los pacientes de coronavirus en aislamiento domiciliario. “Los centros de salud están saturados y el personal, agotado, así que echar una mano viene de maravilla”. Desde una segunda línea, mediante atención telemática en horario de mañana y tarde, aliviarán a los profesionales de primera línea.

El tiempo de permanencia de los médicos jubilados en esta nueva tarea dependerá de la evolución de la pandemia, aunque en principio la vinculación será por tres meses. Estarán adscritos a varios centros de salud con un elevado número de pacientes en cartera –Casiano Feijoo, al de Valle Inclán– y, siguiendo el protocolo establecido, se encargarán de informar a los contagiados, dar consejos y tramitar las bajas laborales, uno de los retos principales de esta sexta ola. Se calcula que tendrán que hacer unas 35 llamadas cada uno durante su jornada.

“Atención primaria se ve muy sobrecargada ante la incidencia de casos covid, que está recayendo en este nivel asistencial porque afortunadamente los ingresos no son exagerados. Los compañeros se reincorporan para liberar agendas y que se pueda mantener toda la actividad”, indica María Isabel Gómez, directora de atención primaria en el área sanitaria provincial.

Los jubilados reincorporados estarán en Valle Inclán (un pediatra y un médico de familia), Mariñamansa (dos médicos de familia), Maceda (para apoyar también a Allariz, un médico), Nóvoa Santos (un médico), O Couto (otro) y un pediatra en Verín.

Es una satisfacción recibirlos y volver a trabajar con ellos codo con codo. Desde la dirección de atención primaria, todo el agradecimiento tanto a los profesionales en activo como a los que se incorporan”.

Desde su experiencia dilatada, Casiano Feijoo cree que, ante el problema de saturación en los centros de salud, evidenciado en esta sexta ola y en parte también en la quinta, la responsabilidad recae no solo en los gestores que organizan “sino también en quien utiliza la atención primaria. El sobreuso también contribuye a la sobrecarga. Es verdad que quizá haga falta más personal, pero es necesario también hacer un uso racional de la primaria”.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats