Entrevista

Una oncóloga: “El cáncer de mama metastásico es el gran olvidado en las campañas”

La médico Isabel Lorenzo contesta diferentes preguntas sobre esta enfermedad

La doctora Isabel Lorenzo.

La doctora Isabel Lorenzo.

Carolina Sertal

“¿Por qué me tiene que pasar esto a mí?”, “¿es verdad que el cáncer de mama se hereda y que puede haber otros riesgos”, “¿es mejor ir a consultar a otro sitio?”, “¿qué decirle y qué no decirle a alguien que tiene cáncer?”, son algunas de las preguntas que a lo largo de su carrera ha escuchado en su consulta la oncóloga del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo Isabel Lorenzo.

Ante un diagnóstico de cáncer de mama, ¿qué es lo que pueden hacer las pacientes?

Bastantes cosas. Cuando una persona es diagnosticada de un cáncer en general o, en este caso las mujeres, de cáncer de mama, nos quedamos noqueados porque pensamos que este tipo de patologías le ocurre a los demás y, cuando le sucede a uno, la primera reacción es de incredulidad. Cada vez hay más pacientes que buscan información al respecto y la mayoría se dejan llevar. Ocurre, en muchas ocasiones, que como los tratamientos pueden llegar a ser muy agresivos, alienan a la persona y es como si la dejasen sin alternativas. Este título de la charla se me ocurrió porque después de tantos años en la consulta veo que hay un perfil que todo lo que desea es olvidarnos y solo acordarse de nosotros cuando toca revisión, que quieren llevar su vida normal y a veces hacen cosas que son equivocadas y perjudiciales. Las pacientes pueden desde ayudar con los tratamientos, aportando su granito de arena a que no sienten mal y completarlos, contribuir a que no aparezcan nuevos tumores, minimizar las secuelas y volver a hacer su vida normal, que es lo que más desean.

¿Todo ello vinculado a un estilo de vida saludable?

Es verdad que todo lo que contribuye a tener un mayor riesgo de sufrir el primer cáncer de mama, puede contribuir a un segundo. Sí hay aspecto fundamentales como la dieta, el ejercicio físico o una vida sana, que hay que cuidar, pero también existen muchos otros factores como la tolerancia a los tratamientos, la no exposición a factores de riesgo, intentar no angustiarse en exceso buscando más pruebas, remedios alternativos o medicinas complementarias. A través de internet, la búsqueda de información debería ser más objetiva y hay que tener en cuenta que a veces se busca rentabilizar un diagnóstico con un determinado producto que incluso llega a ser contraproducente. Si las pacientes no tienen una referencia del lugar en el que está la información fiable, pueden ser llevadas a conductas que les pueden perjudicar.

Desde luego, los factores primarios son muy importantes y no contribuir a nada que pueda aumentar el riesgo del tumor de la mama, como la obesidad, el alcohol, el tabaco y no hacer ejercicio físico, es lo más fundamental

Pero también la rehabilitación social, volver a tener su propia vida social y laboral, o colaborar entre las distintas opciones terapéuticas, con ensayos clínicos e indagando en los antecedentes familiares para detectar riesgos no advertidos.

¿Han detectado en las consultas un cambio en el perfil de las pacientes a lo largo de los últimos años o de la incidencia?

En España no se dispone de un registro de tumores y, aunque en Galicia se ha presentado el registro gallego de tumores (Regat), este lleva muy poco tiempo. Si hablamos de percepciones, podemos decir que la edad es con diferencia el principal factor de riesgo para la aparición del cáncer de mama. Si bien existe una percepción de que se ven casos más jóvenes, pienso que en realidad el dato objetivo está dirigido al cáncer colorrectal o páncreas, porque en mama siempre ha habido casos de pacientes jóvenes y la tendencia temporal no está clara.

¿Cuál es su principal reivindicación en la campaña de este año?

Siempre se hace mucho hincapié en la curación del cáncer de mama. Desde luego que los tratamiento curativos tienen que mejorar, ya que en torno a un 25 o 30% de pacientes van a recaer a lo largo del tiempo y no se van a poder curar si recaen como cáncer de mama metastásico. Yo destacaría que el cáncer de mama metastásico es el gran olvidado en las campañas, se dirigen mucho al diagnóstico precoz, a la curación y a la recuperación y vuelta a la vida, pero el 30% acaban teniendo una recaída y están mucho menos presentes en todo tipo de mensajes. Es ahí cuando más necesitan apoyo, más investigación, porque la enfermedad llega a ser amenazante y el grado de incapacidad que comporta es muchísimo mayor, pero las grandes campañas se dirigen hacia la primera parte. La otra no se puede descuidar.