Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prisión para un delincuente que acumulaba 125 detenciones por robos con fuerza en vehículos en Alicante

Los efectos que sustraía en los robos, los vendía entre personas dedicadas al tráfico de drogas para así obtener sustancias estupefacientes, haciendo casi imposible su localización

Fotografía por parte de la Policía Nacional durante la investigación

Fotografía por parte de la Policía Nacional durante la investigación

Detenido en Alicante a un varón de nacionalidad española de 45 años que acumulaba más de un centenar de detenciones por delitos contra el patrimonio, y tras esta última detención por un robo con fuerza en interior de vehículo, en el cual fue sorprendido por la víctima y tomó la huida, cayéndosele la documentación de identidad, la Autoridad Judicial ha decretado su ingreso en prisión, según ha informado la Policía Nacional.

El detenido, conocido por los agentes dadas sus más de 125 detenciones en esta ciudad por delitos de robo con fuerza en interior de vehículos, había convertido esta actividad en su modus vivendi como consecuencia de su adicción a las drogas ya que carecía de otro medio lícito de vida, convirtiendo esta actividad en su única forma de ingresos. Su modus operandi siempre era el mismo según indican las autoridades; forzaba la cerradura o fracturaba los cristales de las ventanillas de los vehículos.

Robos concentrados en un mismo espacio de tiempo

Los agentes encargados de la investigación observaron que el pasado año, durante la pandemia, hubo un incremento considerable en el número de denuncias por robos con fuerza en interior de vehículos que respondían a un mismo patrón.

Según las pesquisas policiales todos los robos se concentraban en un mismo espacio de tiempo y tras analizar el historial delincuencial de esta persona, los agentes centraron la investigación sobre él al comprobar que ese mismo año había estado en prisión en tres ocasiones por hechos similares y durante su internamiento se habían reducido sustancialmente este tipo de delitos, volviendo a delinquir en todas las ocasiones, al día siguiente de su puesta en libertad, saltándose las restricciones decretadas como consecuencia de la pandemia.

Identificado durante un robo

En su último robo cometido el pasado mes de abril, fue sorprendido por la víctima dentro de su vehículo. En esta ocasión había forzado la puerta del maletero y se encontraba manipulando los efectos que había en el interior. Al ser descubierto huyó rápidamente con los objetos sustraídos valorados en más de 2.000 euros. Tras su huida se le cayó la cartera que portaba en el bolsillo con su documentación.

Una vez puestos estos hechos en conocimiento de los investigadores, el presunto autor fue rápidamente identificado ya que además de haber sido descubierto infraganti y reconocido por la víctima, en la inspección ocular realizada en el propio vehículo se hallaron vestigios que correspondía con la identidad de él.

El detenido, al que le constan numerosas detenciones y antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio, en lo que va de año acumulaba más de 20 detenciones por delitos similares, en uno de ellos fue detenido por un robo con violencia e intimidación a un menor de edad al que intimidó con una navaja para robarle cinco euros. 

La labor policial llevada a cabo en toda la investigación para poder demostrar la autoría de los hechos ha sido muy complicada, según fuentes policiales, ya que en todas las detenciones aportaba domicilios falsos, imposibilitando no solo los registros domiciliarios sino también su localización para posibles citaciones judiciales.

En cuanto a los efectos que sustraía en los robos, los vendía entre personas dedicadas al tráfico de drogas o receptadores de objetos robados para así obtener sustancias estupefacientes, haciendo casi imposible su localización por parte de los investigadores.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats