Investigación

El dueño de los perros que mataron a Arancha en Zamora había sido denunciado dos veces hace siete años

Otros canes del ganadero se habían abalanzado sobre un grupo de ciclistas y uno de ellos había atacado a otro can

Uno de los perros del ataque mortal de lunes, durante la lectura del microchip por la Guardia Civil.

Uno de los perros del ataque mortal de lunes, durante la lectura del microchip por la Guardia Civil. / CEDIDA

Alberto Ferreras

El propietario de los perros que mataron a Arancha, la joven enfermera de Roales del Pan (Zamora), había sido denunciado en dos ocasiones hace ahora siete años por problemas con sus perros, aunque entonces no tenía los canes que protagonizaron el ataque mortal del lunes y eran otros los que causaron los problemas de convivencia.

En concreto, según precisaron fuentes de la investigación, una de esas denuncias del año 2016 se interpuso porque un perro del ganadero había atacado a otro que era propiedad de otro vecino, al que había causado daños. La otra denuncia fue interpuesta por un grupo de ciclistas sobre los que se habían abalanzado sus perros, aunque no habían llegado a causarle daños ni lesiones de ningún tipo, según consta en los expedientes abiertos hace siete años y referidos a perros que el pastor de La Hiniesta investigado por un supuesto delito de homicidio imprudente ya no tiene.

Los animales que utilizaba actualmente para custodiar el ganado están seis de ellos, tres mastines adultos y un adulto y dos cachorros de un mes de perro carea, ya retenidos, custodiados y en cuarentena a la espera que la autoridad judicial determine que se hace con ellos. El séptimo perro, otro carea de seis meses, huyó del lugar y actualmente es buscado por el Seprona y patrullas de la Guardia Civil, sin que aún se le haya localizado. Al mostrarse huidizo y esquivo de las personas tras lo sucedido su pronta localización será difícil, apuntaron fuentes de la investigación.