Un juzgado de Alicante investiga el fallecimiento de una joven de 18 años en su domicilio un día después de acudir a un centro de salud porque no se encontraba bien y ser enviada a su casa. La autopsia realizada a la joven el pasado jueves desveló que el fallecimiento se produjo por una meningitis, según confirmaron a este diario fuentes cercanas al caso.

Una vez confirmado que el fallecimiento se produjo por una meningitis se comunicó el hecho a los policías locales y nacionales que acudieron a la llamada de emergencia de la familia, así como a los sanitarios y resto de personas que tuvieron contacto con la joven, con el fin de que tomasen una medicación con carácter preventivo ante la posibilidad de que se contagiaran, algo poco probable.

Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado jueves en un domicilio de la avenida Jaime I de Alicante, donde se encontraba la joven y sus familiares. Sobre las siete de la mañana se recibió una llamada de emergencia en el 112 comunicando los hechos y al lugar acudieron inicialmente efectivos de la Policía Local de Alicante y una ambulancia del SAMU. Unos minutos más tarde acudieron también agentes de la Policía Nacional y el equipo sanitario desafortunadamente solo pudo confirmar el fallecimiento de la joven de 18 años.

La madre relató a la Policía que el día anterior llevó a su hija a un centro de salud porque presentaba un dolor en la parte derecha del cuerpo y no podía hablar. La atendieron y la enviaron de nuevo a casa. La joven se acostó y fue su madre quien descubrió a primera hora de la mañana que había fallecido. La Conselleria de Sanidad va a colaborar en todo lo que sea preciso para esclarecer las circunstancias que han rodeado este fallecimiento.