Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torrevieja

Reparar el Pascual Flores para que pueda navegar costará más de 900.000 euros

Un informe revela su estado de semiabandono y la Fundación La Nao se encargará de los arreglos a través de un convenio con el Ayuntamiento

El pailebote Pascual Flores se encuentra amarrado en el puerto de Torrevieja, sin palos.

El pailebote Pascual Flores se encuentra amarrado en el puerto de Torrevieja, sin palos. joaquín carrión

La reparación del pailebote Pascual Flores para que vuelva a ser navegable asciende a 900.546 euros, según el informe encargado por el Ayuntamiento a una empresa de ingeniería y servicios especializada en el ámbito naval. Este informe, que ha costado algo más de 18.000 euros, desgrana el estado de cada una de las partes de este barco réplica del original Pascual Flores construido en una playa torrevejense en 1917. Concluye que el pailebote, amarrado en el puerto de Torrevieja, se encuentra en un estado de «semiabandono» ya que únicamente se están realizando en él trabajos mínimos de mantenimiento como limpieza o comprobación de vías de agua, pero no de pintura, arranque de equipos, calafateado o achique. Ese presupuesto incluye el poner el barco en seco en un astillero o varadero, donde se verá si hay daños por debajo de la flotación, algo que no se ha comprobado.

El Ayuntamiento de Torrevieja tiene prevista su reparación, que llevará a cabo la Fundación La Nao - que explota otras réplicas históricas como la Nao Victoria, El Galeón o la Nao Santa María- a través de un convenio que se ultima mediante el cual esta fundación recibiría una cuantía económica anual -aún no determinada- durante un total de cinco años para poder acondicionar el barco y hacerlo navegable en base a ese presupuesto de algo más de 900.000 euros. El resto del dinero lo pondrá la propia fundación a cambio de su explotación en sus visitas y recorrido por todo el mundo, una vez navegue. Está previsto que el pailebote permanezca 120 días en el puerto de Torrevieja como puerto base, 180 días en puertos nacionales, e incluso fuera de nuestras fronteras, y otros 60 días navegando, como media. La propia Fundación La Nao estima en 458.000 euros los gastos de explotación anuales del pailebote, a lo que hay que sumar casi 100.000 de su mantenimiento. De ambos se encargaría la fundación en virtud del acuerdo que va a firmar con el consistorio torrevejense, así como de la tripulación.

Ayer se llevó a cabo una junta rectora del Instituto Municipal de Cultura Joaquín Chapaprieta donde se incluyó el pago de la factura del informe sobre el estado del barco. El edil de Cultura, Antonio Quesada, señaló al diario que «estamos pendientes de una modificación presupuestaria que irá a un pleno extraordinario o al próximo ordinario».

El barco lleva amarrado en el puerto torrevejense desde 2015 tras haber salido ese año en navegación al puerto de Algeciras (solo ha navegado esa vez y en pruebas en 2008). En septiembre de 2017 el palo de popa (mesana) cedió por su mal estado y tuvo que desmontarse y en 2019 el Ayuntamiento decidió retirar toda la arboladura. Toda la madera estaba podrida. A pesar del coste de reparación por los daños en el barco como oxidación, humedades, salitre o filtraciones de agua, que pone de manifiesto el informe del ingeniero naval, éste recomienda repararlo por el significado histórico que tiene y por el hecho de que el coste de su arreglo es significativamente menor a lo que costó su construcción iniciada en 2005 y terminada en diciembre de 2008 que fue de nada menos que de 4,5 millones de euros. Su construcción fue impulsada por el entonces alcalde popular Pedro Hernández Mateo para convertirlo en buque escuela.

Cs propone recuperar la Escuela de Calafates para arreglar el pailebote

La edil Pilar Gómez Magán dice que se reducirían los costes de reparación y se reactivaría un sector muy ligado a la ciudad

La edil de Cs, Pilar Gómez Magán, puso ayer sobre la mesa del Instituto Municipal de Cultura la recuperación de la Escuela de Calafates, cerrada hace tres años por la entonces edil de Urbanismo, Fanny Serrano, argumentando que no tenía licencia de actividad. Gómez Magán propone que sea esta escuela de calafateado la que lleve a cabo la reparación del Pascual Flores. La edil explicó a este diario que el coste del arreglo podría reducirse de los 900.000 euros a unos 200.000. «Además se daría trabajo a un sector muy tradicional de Torrevieja que podría reactivarse, gestionando la agencia de empleo a los trabajadores a quienes se les enseñaría un oficio», señaló. «De hecho, hace tiempo la antigua Escuela de Calafates ya propuso el arreglo del barco».

Por su parte, el edil de Cultura, Antonio Quesada, dijo que estudiará la puesta en marcha de nuevo de la Escuela de Calafates aunque descartó que se pueda ocupar del pailebote «porque su reparación va más allá del calafateado y son necesarios trabajos de ingeniería civil».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats