Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Torrevieja construye un cajón de pluviales en el punto negro del «222»

El remate de la obra, que tiene un coste de 302.000 euros, llegará con la reforma del paseo de la playa de Los Locos

Agamed construye un cajón de pluviales en Torrevieja para resolver el punto negro de inundaciones en el "222" D. Pamies

Agamed ha «destripado» un buen tramo de la calle Roentgen para construir un cajón subterráneo de aguas de pluviales que ayude a laminar la recogida del agua de lluvia que desemboca al norte de la playa de Los Locos, en el cruce con la avenida Doctor Mariano Ruiz Cánovas. Con lluvias torrenciales este punto -el restaurante «222» y cruce semafórico- provoca graves inundaciones en la zona, con problemas en las viviendas colindantes -anega aparcamientos subterráneos- y en el tráfico rodado.

Las obras, con una inversión de 302.000 euros (IVA incluido), consisten en la instalación de una red de aguas pluviales con un marco -a modo de cajón de hormigón armado- de 2,50 x 1,00 metros, desde la calle paralela Estocolmo hasta el cruce entre las avenidas Doctor Mariano Ruiz Cánovas y Roentgen, donde entroncará con la actual red pluvial. En total un tramo de casi ciento cincuenta metros lineales de obra. La nueva infraestructura pretende ir captando las aguas pluviales mediante imbornales de modo que se minimicen los caudales por escorrentía.

En esta zona Agamed y el Ministerio de Medio Ambiente han actuado con intervenciones de menor entidad y la construcción de colectores de desagüe. Agamed (Hidraqua y Ayuntamiento) , además de colectores subterráneos justo en el cruce de las avenidas, ubicó siete colectores de 60 centímetros de diámetro cada uno y que descargan directamente en la playa desde el paseo. Por su parte, Medio Ambiente realizó un lecho de roca en la playa para evitar un mayor arrastre de sedimentos cuando las aguas desembocan en el litoral.

En esta avenida recoge todas las escorrentías superficiales de una amplia zona residencial con miles de viviendas desde la Torre del Moro, las avenidas de Baleares, y París o los residenciales de Becisa, Los Ángeles, Aguas Nuevas, La Loma, entre otros. No es necesario que las precipitaciones superen los 30 litros por metro cuadrado para que la zona comience a sufrir problemas de inundación. Uno de los principales problemas de capacidad que presentaba la actual infraestructura, situada justo en el cruce y la playa es que el periodo de poda de jardines de las cientos de viviendas turísticas de la zona se produce justo antes de las lluvias torrenciales de septiembre y octubre. Los restos vegetales terminan obturando los colectores sin haber llegado a su capacidad de carga total. El resultado es que el agua no tiene más camino que evacuar en superficie. Agamed, para evitar estas situaciones -ayer mismo- lo que hace es abrir directamente las rejillas de desagüe en la calzada y vallar el perímetro para evitar accidentes.

Imagen de las obras en la calle Roengten en Torrevieja D. Pamies

Renovación del paseo

Como ocurre en otros puntos del casco urbano que se convierten en zonas de inundación con lluvias torrenciales la solución adoptada no es la definitiva. Agamed tenía la voluntad de prolongar la canalización de aguas pluviales hasta la misma playa de Los Locos. Sin embargo, ese proyecto que rematará la inversión actual queda a expensas de otro. El que debe reformar el paseo marítimo de la playa y que está pendiente desde hace más de cinco años y que depende del Ayuntamiento. El ejercicio de 2021 podría ser definitivo para aprobar la redacción del proyecto e intentar licitar una obra que dará continuidad a la reurbanización de paseos iniciada con el de Juan Aparicio en 1999, avenida de los Marineros en la playa del Cura y Punta Margallo, inaugurado a mediados de 2019.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats