Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El reventón de otra tubería de agua fecal urge la construcción del tanque de almacenamiento en Orihuela Costa

El gerente de la EPSAR anuncia que el proyecto, de 6,6 millones, se licitará «en los próximos meses» y evitará que se sature la depuradora - La rotura de una conducción provoca vertidos y un caos de tráfico

Zona en la que se ha producido la rotura de la tubería. ANTONIO CERDÁN

La rotura de una tubería de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Orihuela Costa provocó este martes un nuevo vertido de miles de litros de aguas fecales que anegaron varios viales en La Zenia. Este reventón, que no es un caso aislado, urge la construcción de un tanque de almacenamiento en Orihuela Costa por la saturación actual de la depuradora. La rotura se producía de madrugada en la conducción que se encuentra bajo la rotonda de la zona comercial de la carretera a Villamartín. Los operarios tuvieron que levantar muros de contención para evitar que el vertido llegara a la playa y fue necesario cortar varias calles y desviar el tráfico. Estos cortes y el vertido de aguas residuales provocaron un caos circulatorio en pleno mes de agosto. Hubo retenciones en la carretera a Villamartín, sobre todo en las entradas y salidas al centro comercial Zenia Boulevard, y en la N-332.

Recorrido de aguas fecales en Orihuela Costa tras el reventón de una tubería ANTONIO CERDÁN

 El Ayuntamiento actuó para frenar el vertido, aunque la responsabilidad de la EDAR es de la Generalitat Valenciana (a través de la EPSAR, Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales), que tiene encargada su gestión a la UTE participada por las empresas DAM (Depuración de Aguas del Mediterráneo, S.L) y SAV - Agricultores de la Vega de Valencia. Sus técnicos se desplazaron a la zona, donde también estuvieron operarios del Ayuntamiento de Orihuela y técnicos de Hidraqua.  Algunos vecinos de la zona han explicado a este diario que el vertido ha dejado un mal olor en toda la zona afectada. La tubería que se ha roto es una de las que conduce las aguas semitratadas en la depuradora hasta un depósito en Lomas de Cabo Roig para ser después utilizadas por regantes para el riego de campos de cultivo, en concreto por parte de agricultores de San Miguel. Durante todo el día los operarios estuvieron baldeando para eliminar cualquier rastro de esas aguas fecales y han sido necesarios varios camiones cisterna para ir recogiendo el almacenamiento de las aguas residuales en las zonas donde se han puesto muros de contención.

Los operarios han tenido que abrir la calzada para arreglar la rotura de la tubería. INFORMACIÓN

El reventón de la conducción se produjo en el mismo lugar donde hace dos años, y coincidiendo con las mismas fechas, hubo otro que vertió 56.000 litros de aguas fecales que, en esa ocasión, sí llegaron a la playa de Cala Bosque. Precisamente, el gerente de la Entidad Pública de Aguas Residuales de la Comunidad Valenciana (EPSAR), Juan Ángel Conca, que se desplazó desde València a Orihuela Costa por la magnitud de la rotura, anunció que «en los próximos meses» se va a licitar el proyecto que amplía la capacidad de depuración de la estación de Orihuela Costa con la construcción de un tanque de almacenamiento para absorber las puntas de caudal y las aguas de lluvia para que no se sature la depuradora y, por otro lado, la mejora los procesos de tratamiento y la renovación de cinco estaciones de bombeo de aguas residuales y sus tuberías de impulsión. EPSAR garantiza, además, al Ayuntamiento de Orihuela que el balance anual de caudales que genere la estación de depuradora no se verá mermado, según indicó al concejal de Infraestructuras, Ángel Noguera, que estuvo también en la zona durante todo el día. El importe de la inversión prevista es de 6.663.111 euros. 

El edil Ángel Noguera habla con el gerente de la EPSAR Juan Ángel Conca INFORMACIÓN

La estación depuradora de Orihuela Costa trata un caudal anual cercano a los 18.000 metros cúbicos diarios y proporciona servicio a alrededor de 90.000 habitantes. El pasado mes de diciembre la Generalitat licitó la renovación del sistema de impulsión de aguas residuales cuyas obsoletas instalaciones, con más de 30 años, no tienen suficiente capacidad. La Generalitat invertirá 221.729 € en las obras de mejora estructural de las dos estaciones de bombeo de aguas residuales de Orihuela Costa con el objetivo de prevenir más fugas de aguas fecales como las que se han producido en los últimos años. 

Uno de los diques de contención lleno de aguas fecales en la tarde de este martes ANTONIO CERDÁN

El sistema de saneamiento y depuración de la zona costera de Orihuela está compuesto por una red de colectores, estaciones de bombeo e impulsiones que recogen las aguas residuales en sectores concretos y las impulsan en cascada hacia la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Orihuela Costa. Algunas de las estaciones de bombeo que conforman el sistema están obsoletas; son instalaciones con más de 30 años de uso, remodeladas en las últimas obras efectuadas en materia de saneamiento y depuración en el año 1998 y su deterioro causa serios problemas. El estado de los forjados de las cámaras húmedas de ambas estaciones de bombeo es muy deficiente al haber estado sometidos al ataque continuado de un ambiente especialmente corrosivo, a la vez que los materiales con los que fueron construidos no estaban habilitados para ser empleados en ese entorno. Asimismo, los alzados de la cámara son de bloque de hormigón en los cuales hay revestimientos de materiales a base de ladrillo, que unido a la presencia de un deterioro continuo en todo el paramento, lleva a poner en duda la capacidad estructural de la infraestructura, lo que hace necesaria su reparación, como se ha podido comprobar este martes.

Uno de los diques de contención lleno de aguas fecales en la tarde de este martes ANTONIO CERDÁN

Zona en la que se ha producido la rotura INFORMACIÓN

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats