Verano es sinónimo de playa. Y aunque haya algunos que prefieran la montaña, lo cierto es que año tras año la mayor cantidad de turistas en época estival se localiza en el litoral español. A partir de ahí, para gustos colores: hay los que van en busca de pequeñas calas escondidas, otros que madrugan para plantar la sombrilla en primera línea de grandes arenales y otros que son felices en pequeños pueblos costeros donde poder darse un chapuzón en el mar y después disfrutar de la gastronomía local o de un paseo en el que perderse entre los locales.

Por eso, aquí traemos una selección de ocho pueblos pesqueros con encanto a los que escaparse en los meses de verano. Estas localizaciones, que están repartidas a lo largo de la geografía española, impresionan por sus pintorescas calles y su espíritu marinero.

Cudillero (Asturias)

Cudillero EFE

El pueblo pesquero por excelencia, la gran joya del Norte de España. No hay anuncio que promocione Asturias fuera de sus fronteras que no incluya una imagen de Cudillero. A poco más de 40 minutos de Oviedo y Gijón, este pequeño oasis en forma de anfiteatro lo tiene todo: playa, buena gastronomía (con pescado de la mejor calidad y de proximidad), impresionante paisaje y enclaves de gran valor histórico. Lo mejor para disfrutar al máximo de la experiencia es perderse entre sus calles hasta llegar al mirador de Cimadevilla, el lugar ideal para hacerse una foto que inmortalice el momento.

Pollença (Mallorca)

Pollença, en Mallorca Ayuntamiento de Pollença

En Pollença se funden a la perfección el mar y la montaña. Quizá eso es lo que hace tan especial a este emblemático pueblo mallorquín de aguas cristalinas que en ocasiones tiran a azul verdoso y casas blancas. Esta conjunción hace de él un sitio perfecto para los amantes del deporte, ya que pueden aprovechar para hacer desde buceo hasta excursiones en plena naturaleza. Los amantes de la arquitectura también tienen un cita en la plaza Mayor, donde merece la pena visitar la imponente parroquia para apreciar de primera mano su rosetón, el retablo y las pinturas.

Los Caños de Meca (Cádiz)

Los Caños de Meca, en Cádiz Turismo Cádiz

Cádiz es uno de los destinos a los que más recurren los españoles para pasar unos días de desconexión. Entre las infinitas opciones está Los Caños de Meca, un pueblo que hace años fue referente de los 'hippies' nacionales. Sus playas infinitas de arena clara son el lugar ideal para ver el atardecer y observar cómo el sol se esconde por la línea del horizonte que traza el mar. En el ámbito cultural, es espectacular la cornisa del faro, fabricada con piedras de lo que en tiempos de los romanos fue un templo dedicado a Juno.

Lastres (Asturias)

Lastres, en Asturias

Otra perla en la escarpada costa asturiana. Célebre por escenario de la serie 'Doctor Mateo' (hay una ruta dedicada a recorrer sus escenarios), fue galardonado como Pueblo Ejemplar de Asturias en 2010. Eso sí, los que decidan visitar este pueblo del concejo de Colunga deberán estar en forma, ya que no todas las piernas aguantan sus interminables cuestas. En la zona baja se encuentra el puerto, donde se localizan infinidad de restaurantes con vistas al Cantábrico. También, si hay suerte, se puede contemplar la descarga de pescado.

Mundaka (Vizcaya)

Mundaka, en Vizcaya Turismo Vasco

Algunos lo llaman el paraíso de los surfistas, aunque sus orígenes, como no, son pesqueros. De todos sus atractivos destaca la ermita de Santa Catalina, un templo del siglo XVI que ha tenido que ser reconstruido en varias ocasiones porque sus muros sucumbieron ante la fuerza del mar. Desde ella se pueden contemplar todas las playas que suelen estar decoradas con innumerables tablas de surf.

Peñíscola (Castellón)

Peñíscola

La tierra del Papa Luna es uno de los imprescindibles en la lista de destinos vacaciones ya que tiene resorts de playa en la zona más nueva pero también conserva el espíritu de pueblo en el casco histórico, el mismo que hay que coronar a pie por la empinada cuesta para ver el castillo que ilustra todas las postales y recuerdos de la zona de Castellón. Como curiosidad, Peñíscola es conocida por ser escenario de rodajes de series tan importantes como 'Juego de Tronos' o 'El chiringuito de Pepe', pero también de películas que son historia del cine como 'El Cid' de Charlton Heston o 'Calabuch'.

Tabarca (Alicante)

Tabarca, en Alicante Turismo Alicante

Solo sabiendo que Tabarca es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana uno se hace una idea de lo único que es el pueblo que la conquista. Con apenas 1.800 metros de longitud y 400 de ancho, sus costas fueron refugio de piratas berberiscos hasta que Carlos III ordenó levantar un pueblo para las familias de los pescadores cautivos en la ciudad tunecina de Génova. Para degustar el tradicional caldero, el plato más popular de la isla, o el museo, la opción más recomendada es ir en barco. Es un trayecto de una hora y su precio es de 20 euros.

Comillas (Cantabria)

Te puede interesar:

Comillas, en Cantabria

Gracias a su arquitectura, Comillas es emblema de Cantabria. El Palacio de Sobrellano, la Capilla Panteón y la Universidad Pontificia son un aperitivo ideal para contemplar El Capricho, del genio Gaudí. Formalmente su nombre es Villa Quijano y en ella se ve perfectamente la influencia del arte oriental y la arquitectura árabe en el artista catalán. Además de eso, Comillas tiene playas impresionantes para descansar tras una jornada de visitas culturales.