CÓMO LIMPIAR LA CAMPANA EXTRACTORA

El secreto para limpiar la campana de la cocina y que quede reluciente

Descubre cómo limpiar la campana de la cocina con estos sencillos pasos: el truco casero que dejará tu cocina brillante

CÓMO LIMPIAR LA CAMPANA EXTRACTORA | Cómo limpiar la campana de la cocina: descubre el secreto para un resultado brillante

CÓMO LIMPIAR LA CAMPANA EXTRACTORA | Cómo limpiar la campana de la cocina: descubre el secreto para un resultado brillante / INFORMACIÓN

Mati Sirvent

Mati Sirvent

La limpieza de la campana de la cocina a menudo se pasa por alto, pero es un elemento crucial para mantener un entorno de cocina saludable y brillante. En nuestro artículo sobre cómo limpiar la campana de la cocina, descubrirás los mejores consejos y trucos caseros para dejar tu campana extractora reluciente, eliminando grasa y polvo de manera eficaz y sin esfuerzo. ¡Prepárate para revolucionar tu rutina de limpieza con estos sencillos pasos!

¿Qué necesitas para limpiar la campana de la cocina?

Antes de sumergirte en el proceso de cómo limpiar la campana de la cocina, necesitarás algunos productos básicos. Tienes la opción de usar un quitagrasas comercial, Volvone o un limpiador casero hecho con agua, detergente líquido y amoniaco. Además, asegúrate de tener limpiacristales y bayetas específicas para este fin, así como bayetas de microfibra. Un consejo de experto: no escatimes en la calidad de las bayetas, ya que son esenciales para un acabado perfecto.

El paso a paso para una campana extractora impecable

  1. Por fuera: Comienza quitando los filtros de la campana y sumergiéndolos en agua templada con Volvone. Después de un remojo, repásalos con un cepillo para quitar la grasa y el polvo acumulado. Utiliza una bayeta de microfibras con Volvone para limpiar el exterior de la campana, asegurándote de eliminar cualquier marca.
  2. Por dentro: Limpia la parte interna de los filtros y la pared frontal de la campana con una bayeta y Volvone. Si la suciedad es abundante, no dudes en usar una bayeta adicional.
  3. Acabado final: Una vez que hayas limpiado y secado los filtros, colócalos de nuevo en su sitio. Para un brillo extra, utiliza limpiacristales y una bayeta especial.

Cómo limpiar la rejilla de la campana extractora

Uno de los desafíos más grandes en cómo limpiar la campana de la cocina es la rejilla. Esta es crucial para evitar que la grasa se acumule en el interior de la campana. Para una limpieza efectiva, puedes optar por usar bicarbonato de sodio, un poderoso desinfectante y desengrasante. Calienta bicarbonato en una olla y deja que el vapor haga su magia en la rejilla. Luego, utiliza una bayeta húmeda y un cepillo con bicarbonato y agua para frotar las manchas difíciles, seguido de un secado con trapo de microfibra.

Cómo limpiar los filtros de la campana de la cocina

Para limpiar los filtros de la campana, puedes colocarlos en el lavavajillas con un programa de agua caliente, o si prefieres un método manual, remójalos en agua caliente con bicarbonato y jabón para platos. Frota suavemente con un cepillo y enjuaga. Deja secar los filtros al aire antes de volver a colocarlos.

Consejos para filtros no extraíbles

Si te encuentras con filtros que no puedes extraer, usa el zumo de limón. Hierve agua con jugo de limón y deja que el vapor actúe en los filtros. Finaliza la limpieza con un trapo suave y un poco de vinagre.

Con estos consejos sobre cómo limpiar la campana de la cocina, podrás mantener tu espacio de cocina no solo estéticamente agradable, sino también higiénico y funcional. Recuerda que la regularidad es clave en el mantenimiento de la campana extractora. Con un poco de tiempo y los productos adecuados, tu cocina brillará como nunca antes. ¡Anímate a probar estos trucos de limpieza y verás una transformación notable en tu cocina!