CÓMO LAVAR TOALLAS

Este es el secreto de las abuelas para lavar las toallas y que queden suaves

El truco que no te habían contado para mantener la suavidad en las toallas: cómo usar vinagre y bicarbonato de sodio para mantenerlas frescas y esponjosas

CÓMO LAVAR TOALLAS | Este es el secreto de las aburlas para lavar las toallas y que queden suaves

CÓMO LAVAR TOALLAS | Este es el secreto de las aburlas para lavar las toallas y que queden suaves / INFORMACIÓN

Mati Sirvent

Mati Sirvent

Si alguna vez has sentido que tus toallas han perdido esa suavidad y frescura que tanto te gusta, no estás solo. Con el tiempo y el uso constante, es normal que las toallas puedan volverse ásperas y menos agradables al tacto. Sin embargo, tenemos un truco casero que te ayudará a recuperar la suavidad de tus toallas y dejarlas como nuevas.

Cómo lavar las toallas: el problema de las toallas ásperas

Las toallas ásperas pueden ser un fastidio. En lugar de envolverte en su suavidad después de un relajante baño o ducha, te encuentras con una textura rugosa que no es nada agradable. La causa principal de este problema suele ser la acumulación de residuos de detergente y suavizante en las fibras de la toalla, que con el tiempo las hace perder su suavidad.

Cómo lavar las toallas: el vinagre y el bicarbonato son la solución

Nuestro truco de limpieza utiliza ingredientes comunes que probablemente tengas en tu hogar: vinagre blanco y bicarbonato de sodio. Ambos son conocidos por sus propiedades de limpieza y desodorización, pero también son excelentes aliados para devolver la suavidad a tus toallas.

Pasos para recuperar la suavidad de tus toallas

  1. Lava las toallas sin suavizante ni detergentes con suavizante: La clave para este truco es eliminar cualquier residuo acumulado en las toallas. Por lo tanto, cuando laves tus toallas, evita el uso de suavizante y detergentes que contengan suavizante.
  2. Prepara una mezcla de vinagre blanco: En un recipiente, mezcla una taza de vinagre blanco con agua. Este será nuestro agente suavizante natural.
  3. Inicia un ciclo de lavado con vinagre: Coloca las toallas en la lavadora como de costumbre. Cuando la lavadora esté llena de agua y las toallas estén sumergidas, agrega la mezcla de vinagre blanco al compartimento del detergente o directamente en el tambor.
  4. Realiza un ciclo de lavado completo en agua caliente: El vinagre actuará como un suavizante natural, suavizando las fibras de las toallas y eliminando cualquier residuo de detergente.
  5. Añade bicarbonato de sodio: Una vez que haya terminado el ciclo de lavado con vinagre, agrega 1/2 taza de bicarbonato de sodio al tambor de la lavadora.
  6. Realiza otro ciclo de lavado completo en agua caliente: El bicarbonato de sodio ayudará a eliminar los olores y a potenciar la suavidad de las toallas.
  7. Disfruta de tus toallas suaves y frescas: Después de seguir estos pasos simples, tus toallas deberían sentirse suaves y frescas como nuevas. Ahora podrás disfrutar de la suavidad en cada uso.

Consejos Adicionales:

  • No sobrecargues la lavadora: Asegúrate de que las toallas tengan suficiente espacio para moverse durante el ciclo de lavado, para que el tratamiento sea efectivo.
  • Lava tus toallas regularmente: Para mantener la suavidad de tus toallas, es importante lavarlas regularmente y seguir estos pasos de vez en cuando para eliminar cualquier acumulación de residuos.
Tres trucos virales para darle una nueva vida a tus toallas viejas

PI STUDIO

Recuerda que este truco de hogar no solo te ayudará a mantener tus toallas suaves, sino que también es una opción más amigable con el medio ambiente al evitar el uso de suavizantes químicos. Así que, la próxima vez que te envuelvas en una toalla suave y fresca después de un baño, sabrás el secreto para mantenerlas siempre en perfecto estado. ¡Disfruta de la suavidad en cada uso!